¿Te deprime la Navidad? Cómo evitar la tristeza y soledad en la época decembrina

Así que hemos buscado algunas soluciones para la depresión navideña y que de esta manera pases una temporada feliz.

La pérdida de seres queridos, un mal año laboral o un bajo rendimiento económico pueden ser motivos de depresión en Navidad.

Los últimos meses del año son sinónimos de alegría, regalos y decoraciones coloridas que anuncian la época festiva. En una época de cierre y balances donde todo el mundo piensa en lo que vendrá, algunos siguen estancados en lo que pasó durante el año y no pueden ver el lado positivo de los meses pasados.

La depresión y el estrés son más comunes de lo que parece en una época donde no todo es alegría y regalos, y donde algunos simplemente no pueden encontrar ese “espíritu navideño” que parece invadir cada rincón del mundo.

La pérdida de seres queridos, un mal año laboral o un bajo rendimiento económico pueden ser motivos de depresión, unos síntomas que se enfatizan al llegar a la época navideña.

Así que hemos buscado algunas soluciones para la depresión navideña y que de esta manera pases una temporada feliz:

Consejos y recomendaciones para evitar la depresión navideña

– El sentimiento de pérdida se hace patente en estas fechas y se refiere a pérdidas materiales, por la crisis económica, pérdidas emocionales, con la idea de que cualquier tiempo pasado fue mejor y pérdidas de seres queridos, cuya ausencia parece más evidente en Navidad. Pero todos esos motivos se pueden superar si adoptamos otro punto de vista, lo más sano es mantener una actitud de cariño y amabilidad con tus semejantes.

– El mejor consejo para combatir la depresión navideña es con una actitud positiva pero, sobre todo, realista. Si nuestra Navidad no se asemeja a la que nos presentan desde la televisión, debemos aceptar nuestra realidad.

– La alegría, la unión familiar, el cariño y la generosidad podríamos practicarlas a lo largo de todo el año. Así, además de sentirnos más felices, no lo consideraríamos una obligación navideña.

– Tenemos permiso para innovar, crear y transformar cualquiera de las tradiciones que no nos hacen felices. Lo importante no es agradar a los demás a costa de nuestra estabilidad emocional, sino ser lo suficientemente felices como para demostrar amor y cariño de forma natural.

Te recomendamos en video: