Las personas engañan a sus parejas por estas razones, según la ciencia

Esta es una pregunta recurrente en todos y la ciencia ya tiene una respuesta a esta interrogante

Al principio, todas las parejas parecen perfectas, eternas e inolvidables. Entonces, descubres una infidelidad de tu pareja que te parte el alma. ¿Por qué las personas engañan a sus parejas?

Esta es una pregunta recurrente en todos y la ciencia ya tiene una respuesta a esta interrogante.

De acuerdo a un estudio, las personas que han tenido mayor número de parejas sexuales, o que tienen tendencias impulsivas, son las más propensas a engañar a sus parejas.

Investigadores de la Universidad de Queensland se dedicaron a analizar a las personas infieles y descubrieron que hay ciertos factores que indican que una persona tiene más probabilidad de engañar a su pareja.

Concluyeron que las personas impulsivas tienen más tendencia a engañar a sus parejas porque son incapaces de detenerse para considerar la situación. Actúan basados en sus pensamientos y emociones inmediatas.

Así mismo, quienes hayan tenido más parejas sexuales en el pasado, son más propensos a ser infieles en el presente, agregaron los investigadores.

“Esta inclinación puede atribuirse a las habilidades de los individuos para reconocer sus avances sexuales o el reclutamiento de parejas sexuales”, explicaron los especialistas.

Aunque una de las principales razones por la que las personas engañan a sus parejas es el desapego emocional con tu pareja y la insatisfacción en esa relación.

¿Qué pasa si tienes mucho tiempo con tu pareja?

No importa, porque los investigadores hallaron que la duración y la profundidad del compromiso de la relación tienen un impacto mínimo en la fidelidad.

Para llegar a estas conclusiones, los científicos encuestaron a 123 personas heterosexuales, en edades comprendidas entre 17 y 25 años, todos en una relación.

Otro aspecto descubierto en el estudio, es que los hombres cuando son infieles tienen más probabilidad de tener relaciones sexuales con la amante, mientras que hombres y mujeres son igualmente capaces de ser infieles solo con besos.