Por esto es que el amor de hermanas es el mejor tipo de amor que puedes tener en la vida

El vínculo de hermanas es algo que no puede ni debe romperse jamás

Una de las mayores bendiciones que puedes tener en la vida es crecer con una hermana. Es tu compañera de vida, tu confidente y tu mejor amiga. Juntas, han compartido viajes, lágrimas, castigos y sí, el amor de sus padres. En algún momento de tu vida, te pudo parecer un castigo tenerla, después de todo, no la elegiste. Pero conforme creces, te das cuenta de que ella siempre ha estado para ti y tú para ella. Después de todo, para eso son las hermanas.

Piensa en todas esas veces que has podido hablar con ella, sobre la familia, sobre tus amores y tus desamores, sobre tus dudas y tus temores. Con ella puedes hablar de las cosas más personales, aunque eso signifique que te regañe pero jamás, que te juzgue.

Ella es la única persona que siempre llega con el consejo más genuino, incluso cuando no se lo has pedido, incluso cuando no quieras escucharla. Pero es quien mejor te conoce.

Tu hermana no es sólo es tu hermana, es la persona más leal  que conocerás en la vida, con quien caminarás lado a lado sobre cualquier terreno. Nunca fueron una opción para ustedes; estuvieron juntas desde el primer día de sus vidas y así lo estarán hasta que envejezcan.

Es un hombro para llorar, alguien que te sacará las sonrisas más sinceras, la que conoce todas tus debilidades, tus defectos y las malas decisiones que has tomado y jamás las usará en tu contra.

Incluso en tu punto más bajo, tu hermana estará ahí para que te apoye. Porque bien o mal, siempre ha estado a tu lado. Ella te defendió y tu a ella, sin importar la situación. Porque de eso se trata el amor de hermanas, de saber que se tienen la una a la otra, por sobre todas las cosas.

Te recomendamos en video