¿El hambre es mental? Una nutricionista te lo explica

El hambre: ¿el estómago manda al cerebro?. Descubre dónde se originan las ganas de comer

¿El hambre es mental?

A diario la experimentamos y muchas veces nos desesperamos por satisfacerla. El hambre es una sensación que nos alerta cuando nuestro cuerpo necesita combustible; así lo explica la nutricionista Michelle Abud y señala que esa gasolina imprescindible para el buen funcionamiento de nuestro organismo es la glucosa.

La experta en alimentación describe el proceso que ocurre en nuestro cuerpo cuándo el hambre es inminente: “La necesidad de comer tiene su origen en el cerebro”, dice y agrega que es el diencéfalo, ubicado en el encéfalo, la parte responde a la disminución de la concentración de azúcar en la sangre.

“La tasa de glucosa en sangre debe mantenerse en un valor constante; cuando éste desciende considerablemente, se dispara la señal de alarma y es cuando tu estomago se retuerce hasta más no poder y te pudieran dar hasta mareos, dolores de cabeza para que recurras rápido a tus alimentos”, afirma la doctora.

La trampa

Y es ese momento cuando nuestro cerebro nos obliga a buscar la opción más rápida para satisfacerse: los carbohidratos. Según Abud, es su fuente principal de energía y luego prefiere las grasas, por encima de las proteínas.

“Por eso –advierte la doctora– al sentir mucha hambre, tus elecciones de comida pudieran ser ligeramente distintas a las que haces cuando no esperas a tener tanta hambre. Tu cerebro te hace ir por las opciones de energía rápido. Es un mecanismo de defensa”.

Ansiedad: ¿hambre emocional?

La nutricionista aclara la diferencia entre la ansiedad, también llamada hambre emocional, y el hambre física. La primera puede ser controlada con fuerza de voluntad y “puede verse detonada por alteraciones en tu ambiente hormonal, como en el caso de: períodos menstruales, mal dormir o estrés”.

La segunda responde a una necesidad fisiológica; por ello aconseja no ceder ante ese estado mental que te incita a comer, a pesar de ya habernos alimentado porque finalmente tendrá un impacto en nuestra salud. Incluso, te propone evaluar tu plan alimenticio si a diario te asalta la ansiedad.

Te recomendamos en video