Estudio concluye que la edad del padre también influye en la salud del bebé

La investigación, de la Universidad de Stanford vinculó a los bebés de padres mayores.

No sólo la edad de la mujer influye en la salud de un bebé, si decide quedar embarazada. Un estudio reciente también reveló que tener un padre mayor también puede acarrear riesgos en el niño próximo a nacer.

La investigación, de la Universidad de Stanford (California), vinculó a los bebés de padres mayores con una variedad de riesgos al nacer, incluyendo un bajo peso y convulsiones.

“Tendemos a considerar los factores maternos al evaluar los riesgos de nacimiento asociados, pero este estudio muestra que tener un bebé sano es un deporte de equipo, y la edad del padre también contribuye a la salud del bebé”, señaló el autor principal, Michael Eisenberg, de la universidad californiana.

Edad paterna avanzada

El estudio se basó en los datos de 40,5 millones de nacimientos que mostraron que los bebés con padres de “edad paterna avanzada” (mayores de 35 años), tenían un mayor riesgo de complicaciones, como “bajo peso al nacer, convulsiones y necesidad de asistencia de aire al nacimiento”.

Se detectó en la investigación que cuanto mayor es la edad de un padre, mayor es el riesgo: los hombres con 45 años o más tenían un 14 % más de probabilidades de tener un hijo prematuro, y los hombres de 50 años o más tenían un 28 % más de probabilidades de tener un hijo que requiere ingresar en la unidad de cuidados intensivos.

Igualmente, los “niños de hombres mayores de 45 años, por ejemplo, fueron un 28% más propensas a desarrollar diabetes gestacional, en comparación con los padres de entre 25 y 34 años”, señaló el estudio.

Los datos también sugirieron que “una vez que un padre llega a la edad de 35 años hay un ligero aumento en los riesgos de nacimiento en general, ya que con cada año que un hombre envejece acumula en promedio dos nuevas mutaciones en el ADN de su esperma”.

Te recomendamos en video: