Lee esto cuando sientas que estás perdiendo tu brillo interior

Tu brillo interior sigue ahí, sólo debes aprender a sacarlo en la tormenta

Si en los últimos días has sentido como si tu brillo se extinguiese o como si simplemente fueras un cúmulo de grises en tu vida, debes saber esto: vas a recuperarte.

Está bien estar triste y sentir que nada de lo qué haces te llena. Está bien no estar feliz todo el tiempo y esparcir chispas por donde vas. Lo que no está bien es dejar que todo eso te consuma y te haga creer que eres un muerto viviente sin nada por lo cual sentirte bien. 

Deja de pensar que necesitas de alguien para completarte o para llenar los que hay en tu interior. Cuando abandonas la idea de que alguien más te completa, te abres a la posibilidad de curarte. Eres un ser completo por ti misma, incluso cuando sientes que te dispersas en pedazos, como un rompecabezas. Puedes romperte, eres humana, pero también puedes volver a juntar las piezas de nuevo. Lo importante es que quieras estar completa de nuevo. Tienes que querer volver a estar completa.

Puede que te sientas así porque no encuentras el amor por ninguna parte, puede que no sientas más motivación en tu trabajo o que incluso hayas perdido a alguien a quien amabas.  

Pero créeme, en el fracaso, en la soledad y en la confusión puedes recordar tu fuerza. Tu magia existe en tu capacidad de levantarte por la mañana, respirar y recordar que tu presencia ilumina a más personas de las que crees. Porque ante ellos, sigues siendo un cúmulo de luz que los alumbra en su camino de una u otra forma.

En los días en que es más difícil hacerlo, cree en tu magia aún cuando pienses que la has perdido.

Cuando te sientes mal por la vida, recuerda que siempre se puede encontrar esperanza en las pequeñas cosas. Recuerda que siempre puedes sonreír por el chiste más bobo que te cuente un amigo y que siempre puedes verte hermosa en el espejo, sin importar cuan cansada y triste te sientas.

Sé buena contigo misma, tu alma necesita ese respiro de amabilidad. A pesar de que te sientas mal recuerda lo mucho que vales. Tu brillo regresará poco a poco.

A veces la vida puede sentirse un poco amorosa y a veces, tu sensibilidad te hará sucumbir. Sin embargo, espero que entiendas que todo pasará y que siempre puedes recuperar la motivación y la felicidad que has perdido. 

Nadie puede completarte ni regresarte el brillo más tú. 

Te recomendamos en video