¡Aplica estas 5 reglas de oro para unos pies sexys y hermosos!

Cuídalos y limamos con estos sencillos pasos

Un par de pies sanos, estilizados y bien cuidados son el ideal de muchas, sobretodo a la hora de lucir bella y sexy en la playa o con un buen par de sandalias.

Pero a menudo, este par de pilares que llevan nuestro peso a diario, son subestimados y olvidados.

Para muchos hombres, los pies femeninos son un símbolo de sensualidad.

Contrario a lo que se piensa, toma muy poco tiempo dedicarle unos minutos de cuidado a los pies, así que no sigas postergando hasta tu próxima visita a la playa o la piscina, y pon de una vez en práctica los siguientes tips:

1.- Pedicure en casa

No hace falta dirigirte a un sañón, agendar una cita, esperar turno y obvio: ¡pagar un buen dinero!  ¿por qué no lo haces tu misma? Además de retirar toda la cutícula que se ve muy fea, es súper relajante.

Procedimiento

  • Pon a remojar tus pies alrededor de 30 minutos en agua tibia. Puedes agregar un poco de sal para desinflamar.
  • Una vez transcurrido el tiempo, retíralos del agua, sécalos perfectamente y con ayuda de las herramientas como alicata, lima o corta uñas retira la piel muerta.
  • Corta tus uñas, lima los bordes, coloca un esmalte que te guste.

2.- Hazte un masaje

Nada resulta más satisfactorio que una buena masajeada en los pies. Ayúdate de una crema hidratante, con efecto mentolado. Procura hacerlo antes de dormir.

3.-Zapatos cómodos

¿Andas de arriba abajo todo el día? La mejor decisión que puedes tomar es traer contigo unos zapatos cómodos. Un consejo que te damos es que compres medio numero más grandes, de esta manera tendrás mas espacio y después de una larga caminata (suelen hincharse) no tendrás problema alguno.

¡Ojo! Los zapatos altos no solo te lastiman los pies, si no también la espalda

4.- Bye bye durezas

La piedra pómez es ideal para retirar las durezas, después de remojar tus pies talla con fuerza y verás como poco a poco toda las células muerta se va retirando. Al terminar pasa una lima para suavizar la zona.

También puedes usar cremas hidratantes y cubrir con calcetines para que la crema actúe durante la noche.

5.-Libérate de los zapatos

También es muy sano tener los pies libres y andar descalza por casa. Esto ayudará a fortalecer los pies y tobillos.

Cuando visites la playa, aprovecha para colocar los pies en la arena y apoyarlos firmemente.

 

Te recomendamos en video: