El estudio que por fin explica por qué algunas personas odian ser abrazados

Muchas personas odian ser abrazadas y por esa razón son tildadas de insensibles. Asimismo, la gente a su alrededor se llega a sorprender por la forma un tanto hostil de actuar al sentir que invaden su espacio personal.

Ser así poco tiene que ver con tu sensibilidad o con tu forma de amar a las personas. Puedes ser alguien en contacto con tus sentimientos, empático con otras personas pero que simplemente no le gustan los abrazos. 

abrazos

Según los expertos, los abrazos depende totalmente de la forma en la que tu familia expresa su cariño contigo. Aunque esto no es una ciencia exacta por las variables que conlleva el contexto de cada persona. 

Muchas veces se viene de familias que se abrazan todo el tiempo y por ello se llega a hastiar uno. O simplemente, tu familia te enseñó a expresar tus sentimientos de otra manera y…¡eso también está bien!

Los expertos manifiestan que nuestra tendencia en participar en el contacto físico se basa en las experiencias de la primera infancia. Al menos, eso dicta Suzanne Degges-White, asesora y orientadora de la Universidad de Northern Illinois a Time.

abrazos

Asimismo, esto se replica una y otra vez. Uno enseña lo que aprende, y así se va heredando la tendencia de no querer expresar el cariño abrazando. También puede ser por la poca oxitocina que nuestro cerebro pueda liberar, hay quienes liberan más y otros menos.

Debemos aprender que el amor y el cariño se manifiesta a través de acciones. Un abrazo y un beso no demuestra nada si no se respalda con actos. ¿Tú eres de los que abrazan?

Te recomendamos en video: