Esto es lo que le pasa a tu cerebro cuando te desenamoras del amor de tu vida

El amor es una de las sensaciones más placenteras que se pueden experimentar, pero cuando termina la química del cerebro cambia.

El acto de enamoramiento es un proceso químico que puede hacernos experimentar episodios de felicidad desmedida, pero cuando el amor se acaba, también puede hacer que la química del cerebro cambie y puede llegar a provocar un estado parecido a la demencia.

Diferentes estudios han demostrado que el amor puede llegar a ser tan adictivo como una droga, ya que al estar con la persona amada, el cerebro libera dopamina, que provoca placer intenso durante el inicio de la relación, durante esta etapa se vive el enamoramiento, sin embargo después de cuatro años, la persona se acostumbra a recibir estos niveles de dopamina y la intensidad disminuye.

Estudio revela que aceptar que alguien no te ama es tan difícil como dejar la cocaína

Cuando el amor acaba, también la producción de esta sustancia en grandes cantidades, y la persona puede llegar a pasar por un periodo parecido a la abstinencia de un adicto.

amor

Esta sensación que produce el cerebro de necesidad de dopamina, se traduce a "necesitar" a la otra persona, pues ella se convierte en la "fuente" de la sustancia que provoca placer y por lo tanto, felicidad. Pero no todo son malas noticias, ya que con el tiempo, el cuerpo vuelve a acostumbrarse a sus niveles normales de dopamina y se termina esa sensación de vacío que provoca le lejanía de la persona amada.

 

Aunque el mismo proceso se vive en todas las relaciones, en el caso de las parejas que permanecen juntas, se liberan oxitocina y vasopresina en el cerebro, que ayudan a que la pareja pueda enfocarse en planes a largo plazo y se desarrolla una relación más racional que no depende del apego excesivo.

Te recomendamos en video: