La ruptura de Ariana Grande y Pete Davidson es la definición de las relaciones millennials

El amor entre Ariana Grande y Pete Davidson parece no haber sido lo suficientemente fuerte

Después de un tierno romance con el fallecido Mac Miller, Ariana Grande sorprendió a sus fans con la ruptura de este y el inicio de una relación con el actor cómico de Saturday Night Live (SNL), Pete Davidson. Pero lo que terminó por dejar a todos boquiabiertos fue que al poco tiempo de hacer oficial su romance, se comprometieron en matrimonio. El amor sólo duró cinco meses y junto a la ruptura, vino el fin del compromiso.

De acuerdo con el portal TMZ, Ariana entró en una especie de crisis emocional a raíz de la muerte de su ex novio, lo cual hizo que tomara la decisión de alejarse no sólo de Davidson sino también de las redes sociales. Sin embargo, el propio cómico aseguró en una entrevista para Variety que desde antes de lo de Miller, eestaba completamente seguro de que algo pasaría para que Ariana Grande reaccionara y decidiera terminar el romance. "Estoy convencido que está ciega o que se golpeó la cabeza muy fuerte. Algo pasará y ella dirá: '¿Qué demonios estoy haciendo?".

La noticia del compromiso resultó algo chocante en primer lugar ya que no pasó ni un mes para que la pareja anunciara que estaba comprometida y que además, Davidson le había dado un anillo de 100 mil dólares a la cantante, el cual por supuesto, terminó devolviendo.

Por un lado, no debería ser sorprendente que dos celebridades de 24 años de edad se comprometan después de salir por unas cuantas semanas y que cuatro meses después, se separen. Al parecer, el amor millennial es tan predecible. 

View this post on Instagram

last night photos @kevinmazur

A post shared by Ariana Grande (@arianagrande) on

"Simplemente no era el momento adecuado para que su relación despegara", indicó TMZ. Para los millennials, no hay tal cosa como "tiempo" cuando de tener una relación seria se trata.  

Para los jóvenes de entre 23 y 30 años, la vida ha tomado un ritmo tan acelerado que "tener tiempo" es un privilegio, al igual que el amor verdadero. Por un lado quieren vivir un romance ideal pero por otro, no quieren comprometerse porque nunca es "el momento adecuado".

En la era millennial, no estás en una relación, estás en una "situación". Es decir que estás con la idea de tener una conexión íntima con alguien y aceptas la confusa realidad de que no estás oficialmente unido a esa persona, a pesar de tener emociones oficiales entre sí.

Salir con alguien ya no es blanco y negro, sino cincuenta tonos de gris entre los que intervienen una serie de eventos afortunados y desafortunados que te llevan a saltar de relación en relación, sin poder llenar esa sed por tenerlo todo y de forma inmediata, como señalan que los millennials quieren.

Mac Miller y Ariana Grande fueron pareja de septiembre de 2016 a mayo de 2018, tres años después de que colaboraran en el exitoso single de la cantante, titulado "The Way". Durante ese tiempo, se dejaban ver juntos de forma regular y aunque casi no había evidencia de su relación en redes sociales, eran la pareja adolescente del momento.

Pero cuando Pete Davidson llegó, las cosas se movieron rápido. Al poco tiempo de terminar la relación con Miller, ambos famosos ya tenían tatuajes iguales, se mudaron a un apartamento de $ 16 millones de dólares .y pasaban los días caminando por las calles de la ciudad de Nueva York, pareciendo felizmente enamorados. El amor millennial es así de fugaz. Y claro, la primer acción de ambos fue regresar a sus casas, deshacerse de sus tatuajes (Pete), devolver el carísimo anillo y alejarse de las redes sociales, algo que parece regla de oro en esta generación.

"Es hora de decir adiós otra vez a Internet por un rato. Es difícil no toparse con noticias y cosas que estoy intentando no ver. Es muy triste y todos estamos tratando de seguir adelante. Los amo y gracias por estar aquí siempre”, escribióAriana Grande en Instagram Stories.

 

Esto es lo que pasa con los millennials: se encuentran en una constante búsqueda en un área gris, un espacio intermedio no definido y no regulado entre ser soltero y estar comprometido, un lugar donde las reglas rara vez se aclaran y las emociones casi siempre se ponen a prueba. Por eso creen en diferentes tipos de relaciones, desde las poliamorosas, hasta las bisexuales y flexisexuales.

En estos tiempos es fácil perder fácilmente de vista los principios que definen lo que queremos en una relación, porque a menudo es más fácil mantenerse en una casi relación que aceptar la realidad de que tal vez nunca se convierta en una realidad.

Y ya sea que queramos admitirlo o no, eso puede hacer que algunos problemas emocionales graves o deficiencias se resuelvan en el futuro, ya que intentamos dejar atrás las no relaciones y comenzar una verdadera.

 

Te recomendamos en video