5 razones para NO hablar (demasiado) del ex con tu nueva pareja

Una conversación que debe sostenerse con tacto y puntualidad. Por favor... no te vayas a equivocar

En primera instancia te recordamos que cada persona piensa y recibe información de manera distinta. Las exparejas son un tema de conversación que, tarde o temprano, llega con tu nueva pareja. Sin embargo, NUNCA se debe abusar del tema y es necesario hablarlo con tacto y puntualidad.

Te presentamos 5 razones para NO hablar (demasiado) sobre esas personas que están en tu pasado.

– Cuidas tu privacidad

Podrías ofrecer algunos detalles, sobre todo si tu pareja tiene la curiosidad. La edad, cuánto tiempo estuvieron juntos y quizás el motivo por el que terminaron. Esto último le ayudará a conocerte más, pero no precises en puntos innecesarios, mantén intacta tu privacidad. Recuerda que lo que menciones, luego puede facilitar las críticas y comentarios desagradables.

– Podrías caer en una comparación

Este es uno de los peores errores que se puede cometer en una relación de pareja. Tu actual amor puede ofrecerte miles de cosas que tu expareja no, y viceversa. Precisamente de eso se trata al conocer a dos personas diferentes. Cualquier detalle que reveles, él podría apuntarlo en una lista de cosas que debe o no cumplir. Por ejemplo, si tu anterior novio tenía carro, él luchará por brindarte algo similar, lo cual no es sano. Y sería un crimen que se lo acotes como algo que deseas.

– Por respeto

Atención a esto. Una cosa es que tu pareja conozca un poco de la vida que sostenías con un ex. Pero otra muy distinta es que se entere de las canciones que te dedicaron o las posiciones que armaron en la cama. Es una falta de respeto a los sentimientos y pensamientos de tu pareja. A menos que ambos deseen tener una relación completamente abierta, pero ya sería por mutuo acuerdo.

– No das motivos de reproche

Si esto se produce, evalúa la persona con quien compartes tu vida. Si confiesas tus errores del pasado y los utiliza para luego sacarlos en cara, algo no está bien. La idea de compartir tus equivocaciones es demostrar que creciste y que probablemente, ojo, probablemente, no vuelvas a cometerlos. Para ahorrarte este tipo de problemas, lee nuevamente el primer motivo.

– Esa etapa está superada

Si la conversación es inevitable, demuestra que es un ciclo que está cerrado en tu vida. Cuidado, no se trata de un tema del que no se deba hablar, pero sí presenta sus precauciones porque es susceptible. Por mucha confianza que haya en la pareja, un comentario o anécdota mal puesta podría causar alguna incomodidad.

Otro consejo: si tu relación actual no camina en un sólido suelo llamado confianza, cualquier tema sobre un ex será traducido a "infidelidad". Recuerda que para muchas personas, escuchar a su pareja referirse a un amor del pasado es como el enemigo de Harry Potter: "el que no debe ser nombrado".

Te recomendamos en video