¿Tener más sexo te da la felicidad? La ciencia te responde

¿Cuánto sexo deberías tener para ser feliz? La ciencia te lo responde

La frecuencia de los encuentros íntimos con tu pareja puede ser un factor determinante en el bienestar de ambos. Existen muchos prejuicios y mitos en torno al sexo, pues cada uno asume una postura según sus creencias. Por ello, los científicos se han encargado de estudiar esta conducta y responder a una de las interrogantes más comunes: ¿Tener más sexo hace a una pareja más feliz?

La doctora Sarah Hunter Murray, terapeuta en relaciones con la Asociación Americana de Terapeutas Matrimoniales y Familiares, señala que es una pregunta que surge a menudo con sus pacientes y que “expone algunas de nuestras inseguridades más profundas sobre nuestras relaciones íntimas”.

Advierte, en su artículo de la revista Psychology Today, que la cantidad de sexo no se traduce si “es bueno, malo o insatisfactorio”, pero “puede jugar un papel tanto en la satisfacción sexual como en la relación”.

Rendimiento

Hunter explica que “si bien la mayoría de nosotros podría inclinarse a creer que más sexo está relacionado con más felicidad, la investigación sugiere que hay un punto de disminución de los rendimientos”.

Hace referencia a un estudio realizado a más 30.000 estadounidenses, que concluyó que las parejas que tenían relaciones sexuales una vez a la semana eran las más felices, mientras que los matrimonios que informaban tener sexo dos, tres o más veces en el mismo período, no eran más felices que las primeras.

Destaca que en ambos casos las parejas expresaban el mismo grado de felicidad. El problema surge cuando el promedio es menor a una vez por semana.

Sequía

Para abordar este aspecto, la terapeuta hace referencia a otra investigación en la que “el 16% de los 6.029 participantes informaron que no tuvieron relaciones sexuales en el último mes”. Lo que para Hunter es una cantidad considerable.

Mientras que Michele Weiner Davis, autor del libro Sex Starved Marriage, define un matrimonio sin sexo como uno en el que las parejas tienen relaciones sexuales diez veces al año o menos.

Para la doctora Hunter “es importante reconocer que las razones por las que no estamos teniendo relaciones sexuales importan más que la frecuencia”, porque “podría ser un síntoma de un problema mucho más grande”.

Aconseja darle prioridad a la calidad que a la cantidad: es preferible tener sexo satisfactorio una vez al mes o menos, que tener relaciones una vez por semana o más y no sentir placer o “sentimientos de intimidad y cercanía”.

Te recomendamos en vídeo: