Las señales que atraen a los patanes y cómo evitarlas

El típico patán que todos conocen 

Todos hemos estado enamorados de una persona que no nos da el lugar que merecemos. Casi nunca es por maldad, solamente es el egoísmo el que marca dichas acciones.

Podemos saber que no nos conviene, que merecemos más, que ahí no vamos a encontrar un futuro feliz y aun así…nos obsesionamos. No siempre tiene que ver con una baja autoestima, en ocasiones se convierte una adicción, un reto, un miedo a no encontrar jamás alguien que nos haga sentir lo que esa persona provoca en nosotros.

patán

No hay consejo ni plática que nos haga salir de ahí, solo nosotros podemos poner un alto y alejarnos. ¿Cuál es el momento correcto? No hay un momento indicado. Lo ideal sería jamás someternos a esas arenas movedizas que solamente causan ansiedad, un eterno nudo en el estomago, una obsesión en redes sociales y un desazón cada vez que nos recostamos y evaluamos nuestro comportamiento.

Sin embargo, la vida nunca es así de fácil. A veces ya estamos totalmente enamoradas de esa persona que nos habla solamente cuando está aburrido, que nos puede hacer sentir como la persona más importante y en segundos la más insignificante.

¿Quiénes son?

Los patanes los identificamos según el diccionario como una persona grosero,vulgar, irrespetuoso, abusivo, y que toma ventaja de la situación.

patán

Aunque esta interpretación ha variado según el tipo de groserías o situaciones que una persona nos haya hecho pasar y nos haya generado un sentimiento de incomodidad.

¿Cómo puedes evitar estas situaciones?

Nunca dejes que te trate de una forma en la que te incomode o que te ponga en situaciones que te lastimen. Muchas veces los estímulos sociales nos indican que necesitamos una historia de amor que nos defina.

patanes

Por ello, tratamos de aceptar consciente o inconscientemente al primero que nos hable bonito. Ellos aprovechan estas situaciones y esta vulnerabilidad de las mujeres para tratarlas según su beneficio.

1.- Ten mucho, mucho amor propio.

2.- El amor no se parece al de las telenovelas; la gente no puede cambiar.

3-  Tu amor no lo podrá hacer cambiar si desde un inicio todo comenzó con el pie izquierdo.

4.- No quieras ser la psicóloga de los hombres, la que repara su vida o sus problemas.

5.- Jamás pierdas la dignidad por nadie.

Te recomendamos en video: