Antes o después de hacer deporte: ¿cuál es el mejor momento para comer carne?

Una experta nos enseña.

Las proteínas son uno de los nutrientes estrella en la dieta de todo deportista. Eso es porque las necesitamos a la hora de conseguir un desarrollo total de los tejidos y de las fibras musculares, así como su recuperación de las mismas después del entrenamiento.

El problema de muchos a la hora de ingerir proteínas está en que no sabemos a ciencia cierta cuál es el mejor momento para consumirlas. Gabriela Tranchino, vocera del Colegio de Nutricionistas de Chile, aclara esta disyuntiva.

“Va a depender del deporte que haga la persona, la duración y la carga, pero está demostrado que consumir proteínas después del deporte mejora la síntesis muscular y lo mejor es que vaya siempre acompañada de algún hidrato de carbono”, señala la experta.

Es mejor que se consuman proteínas después de hacer deporte porque así el organismo recupera los aminoácidos que se perdieron en el ejercicio.

“Al ingerir alimentos con proteínas, estos se degradan en el estómago a través del ácido clorhídrico y las enzimas, dependiendo de qué necesita el organismo, los aminoácidos serán distribuidos  en zonas musculares, tejidos, enzimas, hormonas y anticuerpos, por lo que son fundamentales para las funciones vitales del organismo”, explica la nutricionista.

La carne de cerdo al igual que otras carnes aportan muchas proteínas y aminoácidos esenciales de alto valor biológico. “Por eso son fundamentales para la persona que hace ejercicio que buscar mejorar la masa muscular, permiten una mejor recuperación y la formación del nuevo tejido”, indica Tranchino.

Al terminar de hacer deporte, la vocera del Colegio de Nutricionistas recomienda llevar un snack con proteína. En el caso de la carne de cerdo, se pueden usar cortes magros en un sándwich, combinándolos con verduras y carbohidratos o rollitos combinados con algún otro ingrediente no procesado.