5 ejercicios para evitar las várices tras el embarazo

Al igual que el periodo de gestación, el postparto también está lleno de cambios físicos y corporales.

No solo el embarazo está cargado de cambios físicos y corporales, el postparto también está lleno de cambios mientras todo vuelve a su lugar. De ahí la posibilidad de desarrollar en este período las molestas várices, que suelen ser sumamente dolorosas al punto de impedir el libre movimiento.

Pero todo tiene una solución. Los ejercicios son esenciales, pues el sedentarismo aumenta las posibilidades de tener várices en las piernas. A razón de esta situación, son varias las alternativas que puedes realizar para evitarlas tras un embarazo.

Te presentamos 5 ejercicios especiales que puedes realizar:

– Camina para reactivar la circulación de las piernas, inmediatamente después del parto.

– Mantén los pies en alto.

– Prueba la natación, que te permite activar la circulación sanguínea y mantenerte activa.

– Evita pasar mucho tiempo de pie.

– Mantente bien hidratada, bebe mucha agua, come frutas y verduras.

¿Qué son las várices?

Dilataciones venosas que se caracterizan por la incapacidad de establecer un retorno eficaz de la sangre al corazón. Las más habituales aparecen en los miembros inferiores.

Te recomendamos en video