Nace un nuevo trastorno por las selfies y se llama dismorfia Snapchat

La moda de las selfies puede causar severos problemas psicológicos

El uso abusivo de los teléfonos para tomarse imágenes o videos puede causar severos problemas. Ahora, la moda de las selfies desarrolló un nuevo trastorno: el dismórfico corporal por Snapchat.

La Dismorfia Snapchat es un nuevo trastorno en el cual las personas buscan parecerse a sus selfies con filtro. La realidad es que las redes sociales como Instagram, Facebook y Twitter están aumentando la demanda de cirugías estéticas.

Recientemente, investigadores del Boston Medical Center (BMC) ya alertaron sobre este trastorno dismórfico corporal (TDC), que se basa en el deseo de parecerse a las selfies donde se utilizan los conocidos filtros.

Abuso dañino

Neelam Vashi, director del Ethnic Skin Center y de la Escuela de Medicina de la Universidad de Boston, explicó que “los selfies con filtro o el uso abuso del Snapchat puede producir que las personas pierdan el contacto con la realidad y creen la expectativa de que se debe estar perfectamente arreglados todo el tiempo. Esto puede ser especialmente dañino para los adolescentes y aquellas personas con trastorno dismórfico corporal”.

El trastorno se manifiesta por una preocupación excesiva por la apariencia propia, comparada con fotografías retocadas con filtros de Snapchat. En consecuencia se utilizan estrategias extremas como las cirugías estéticas para lograr la apariencia de sus fotografías con filtro.

La Dismorfia Snapchat afecta a cerca del 2% de la población y es clasificado dentro del trastorno obsesivo compulsivo. La frecuencia de este trastorno es mayor en las adolescentes.

Actualmente, las intervenciones psicológicas (como la terapia cognitivo conductual) se perfilan como la opción más viable para tratar el trastorno que padece el paciente.

Te recomendamos en video