Conoce las novedosas técnicas de rejuvenecimiento vaginal

Si bien en Chile todavía es un tema tabú, las cirugías vaginales han registrado un alza en nuestro país, ya que es un problema que aqueja a muchas mujeres

La mujer moderna se siente plena pero se encuentra biológicamente limitada debido al envejecimiento de sus genitales, los cuales no acompañan al deseo de seguir disfrutando activamente su sexualidad. Por otro lado las mujeres que han experimentado partos de grandes niños o sufrieron desgarros obstétricos, pierden la anatomía y funcionalidad de sus genitales. “Lo que hacen los tratamientos es permitir que los genitales de la mujer se mantengan sanos durante más tiempo y le permitan seguir experimentando una vida sexual plena”. Señala el doctor Ignacio Lares, ginecólogo y Sexólogo de Vitaclinic.

Si bien en Chile todavía es un tema tabú, las cirugías vaginales han registrado un alza en nuestro país, debido a sus resultados garantizados, su casi nula peligrosidad y la mayoría de los procedimientos  son ambulatorios (la paciente incluso puede retomar su vida cotidiana el mismo día de la intervención).

A continuación los tratamientos más innovadores que ayudan a las necesidades médicas y cosméticas de las mujeres.

Restauración genital femenina con láser CO2        

La restauración de genitales femeninos fusiona la técnica quirúrgica y la tecnología láser. El objetivo es brindar una reparación anatómica de la vulva y vagina respetando la proporción, simetría y armonía. Los resultados de la cirugía son favorecidos gracias a la precisión que permite el láser, posibilitando una recuperación excepcional sin dolor ni inflamación. La cirugía de restauración de genitales contribuye a disminuir las infecciones vaginales, además de aliviar el dolor durante las relaciones íntimas de la pareja. “Una de las manifestaciones de una vulva que ha perdido la eficiencia, es el dolor al tener relaciones sexuales”. Comenta el especialista.

Estrechamiento vaginal con láser CO2         

Durante el parto y tras dar a luz niños grandes, algunas mujeres sufren desgarros obstétricos, las consecuencias son reflejadas en la pérdida anatómica y funcionalidad normal de sus genitales. Se añade los efectos del tiempo que producen un debilitamiento en las estructuras de la vagina e infecciones.

El láser CO2 permite revertirlo mediante sus propiedades foto térmica, que inducen una contracción del colágeno y permite regenerar la elasticidad, reconstruyendo la zona afectada, con una mínima intervención, cuya duración no excede la media hora.

Reparación láser con CO2 horquilla vulvar

Los momentos de intimidad en pareja pueden verse afectados, especialmente por el dolor que siente la mujer durante la relación sexual. Esto puede deberse a la presencia de una piel sobrante conocida como horquilla vulvar, y, que es la culpable de dolores y resultados poco satisfactorios en la vida privada de las parejas

La reparación de horquilla vulvar con láser CO2 se realiza en consulta, bajo anestesia local y dura 15 minutos. Por tratarse de una técnica mínimamente invasiva, la recuperación es rápida, sin dolor y muy buena. “El placer es cerebral pero como todo fenómeno sensorial, el cerebro es el que le da el significado de que algo es placentero o no, esa información llega a través de los sentidos. Los sentidos receptores son como antenas, si mi antena está dañada, la señal no va a ser bien recibida y la interpretación del cerebro va a ser incorrecta, algo que debería ser placentero pasa a ser doloroso”. Explica Ignacio Lares.

Láser CO2 para diferentes lesiones genitales

La cirugía faculta la recuperación de diversas lesiones genitales diagnosticadas previamente por el especialista, que a la larga imposibilitan disfrutar una vida saludable e íntima en pareja. Conforme a la decisión del médico se procede a la intervención.

El láser CO2 otorga beneficios inimaginables a la paciente, la intervención es rápida lo mismo que la recuperación. Gracias a sus propiedades, prácticamente no genera sangrado, facilita la cicatrización, no produce inflamación y por ende, disminuye ostensiblemente el dolor posterior al tratamiento. Además su tecnología alcanza zonas de difícil acceso como el cuello del útero o la vagina.

Finalmente el doctor Ignacio Lares, sostiene que el envejecimiento vaginal depende de múltiples factores, tales como la historia de partos, la calidad de los tejidos, la cantidad hormonas y la estructura vulvar de cada mujer.

Mientras que los procedimientos al ser realizados con laser, el postoperatorio tiene poca inflamación, poco dolor, es muy cómodo para la paciente ya que no quedan cicatrices.

La mujer puede hacer su vida normal a la semana y tener relaciones sexuales después de 45 días.

Te recomendamos en video