La realidad de un matrimonio que vive sin sexo

Los matrimonios sin sexo son una realidad de la que poco se habla.

Hay muchas personas que no pueden vivir sin tener relaciones sexuales con frecuencia, pero hay otros en cambio a los que el tema de las relaciones íntimas no les interesa, viven sin sexo por opción y no se preocupan de lo que dice el resto. Sin embargo en el caso de los matrimonios o relaciones de muchos años, este tema puede desencadenar en serios problemas.

Un matrimonio asexuado es aquel en que se pueden tener cerca de 10 encuentros o menos durante un periodo de tiempo de un año, incluso hay estudios al respecto en donde señalan que al menos entre el 10% y 15% de la población disfrutan de una buena relación pero sin encuentros sexuales. En estos matrimonios, el sexo es tan poco frecuente que para el momento en que las parejas tienen relaciones íntimas puede sentirse incómodos e incluso involucrar una disfunción sexual.

Aunque para muchos suene extraño pensar que hay matrimonios que sobreviven sin tener contacto físico, la realidad es otra, sí, los hay. Y es que algunas relaciones se vuelven carentes de sexo por distintas razones, no se reservan un tiempo para ellas mismas, y así es muy difícil ser íntimo si no se siente conectado con su pareja; otras veces, se puede desarrollar una disfunción sexual como la eréctil, orgásmica en la mujer, eyaculación precoz o dolor durante el sexo, y el gran error radica en que en lugar de buscar ayuda en terapia, prefieren evitar las relaciones.

Cualquiera que sea la causa, una vez que las parejas entran en el ciclo, puede ser difícil de romper, generando resentimientos mutuos. Es por esto que asistir a terapia es tan importante, las parejas aprenden a reconstruir su relación con el tiempo. Hablamos con Lorena Polanía, psicóloga clínica y experta terapeuta de pareja de Polper, sobre el tema.

  1. ¿Cuál es la mayor causa de que un matrimonio lleve muchos años sin relaciones íntimas?

Son diversas las razones por las que una pareja se deserotiza o enfría la vida sexual. Las causas más comunes que encuentro en consulta son: a cotidianidad sumada a la monotonía, los conflictos no resueltos que se convierten en resentimiento y la falta de comunicación respecto a la forma de ver y vivir la sexualidad.

  1. ¿Puede ser feliz una pareja sin relaciones íntimas?

Podríamos decir que se puede tener una buena vida familiar, pero el concepto de pareja desaparecería. La intimidad, sexualidad y erotismo son fundamentales en la relación de pareja. Si esto desaparece se convierten en excelentes amigos, padres, socios, hermanos o compañeros.

  1. El sexo, ¿hace la felicidad?

El sexo no es lo que hacemos, es lo que somos, es un aspecto fundamental de nuestra vida como individuos, que un día decidimos compartir en pareja. Lo que debemos buscar es una vida sexual plena, definitivamente no es lo único que nos da la felicidad, pero wow como ayuda!!.

  1. Cómo fortalecer el amor a través del sexo?

El amor es una decisión, y si bien es cierto que la pareja pasa por diferentes momentos y etapas, el sexo es el factor diferencial. El amor lo caracterizan muchos aspectos entre ellos la comunicación, la proyección, respeto, individualidad, admiración por el otro, el gusto y el deseo. Sentir que nos desean, compartir los más íntimos deseos, compartir experiencias y mantener viva la llama con seguridad contribuirá a que el amor perdure en el tiempo.

  1. ¿Qué papel juegan las fantasías sexuales para ayudar a revivir la pasión en una pareja?

FUNDAMENTAL, imagínese una pareja que lleve 30 años juntos y siempre vivan la sexualidad de la misma forma, seguramente ya no viven su sexualidad, la habrán enterrado hace tiempo y con alta probabilidad la deben estar compartiendo con alguien diferente.

Las fantasías y las prácticas sexuales son diversas, trascender más allá de un acto coital y penetrativo da la posibilidad de vivir con creatividad la sexualidad, entonces la respuesta es las fantasías juegan un papel fundamental.

  1. ¿Cuál cree que es la base para una buena intimidad?

La comunicación. La intimidad va más allá del acto sexual, es compartir con el otro lo que piensas, sientes y haces en la sexualidad. De tal forma la comunicación activa, sin juzgamientos y abierta permitirá vivir la vida íntima de manera plena.

  1. ¿Qué papel juega la conexión emocional?

La afectividad y conexión emocional hacen que la sexualidad fortalezca el vínculo alrededor de la relación de pareja.  Muchas parejas se llenan de resentimiento y se desconectan emocionalmente. Lo cual sin duda afecta el disfrute y plenitud a la hora de vivir la intimidad. Es necesario recordar que para tener buenas noches es bueno tener buenos días.

  1. ¿Qué caso la ha marcado en su trabajo de terapeuta en este tema?

En mis 15 años como terapeuta he podido evidenciar que la sexualidad, el erotismo y la intimidad son fundamentales en la relación de pareja.  Puedo decir con certeza que sacar el sexo de la vida en pareja es una sentencia de muerte al amor romántico y a lo que soñábamos cuando iniciamos esa aventura de compartir la vida con alguien.

  1. Consejos clave para tener buenas relaciones íntimas.
  1. Empiece por usted. Conozca con claridad cuáles son sus preferencias sexuales.
  2. Comuníquese con su pareja, hablen sin tapujos, no se juzguen.
  3. Recuerde que la sexualidad no es solo genital. Experimentar con todos los sentidos y sobretodo darle alas a la mente y la imaginación.
  4. Vivir una sexualidad sana y plena con seguridad permitirá que la relación crezca, madure y trascienda.

Aquí algunos consejos para construir la intimidad que mantendrán la chispa en su relación:

 ¿Su pareja conoce sus fantasías sexuales? ¿Por qué no?

Tanto en el sexo como en el amor todo es permitido, siempre y cuando sea consensuado. Hay diferentes maneras en que las parejas aumentan la intimidad y fortalecen su relación mezclando diversión y placer. Y es que las parejas que tienen una vida sexual feliz ven ese hecho como una expresión de intimidad y disfrutan de una visión relajada.

La fantasía es un aspecto importante de la intimidad creativa, es la base de la variedad, la imaginación y la aventura. Pero pocos son capaces de confiar en sus parejas con sus fantasías y luego encontrar la manera de hacerlas realidad. Cuando comparte estos secretos, el resultado puede ser un gran romance y emoción que los saca de la monotonía.

Por eso siempre la experta siempre recomienda cultivar la idea de que dentro de sus preferencias, todos los deseos, imágenes, fantasías y deseos son aceptables y bienvenidos. Nada es incorrecto o desagradable y que negarse a la solicitud de su pareja es normal, pero no lo juzgue ni rechazamos por ello.

"Por eso compartir tus fantasías con tu pareja, podría sorprenderla o deleitarla. Pero no lo sabrás hasta que no lo hagas, y es que establecer esta confianza hará que la intimidad mejore notablemente y por ende la relación. Los resultados pueden ser entretenidos, y aprenderá mucho sobre las preferencias sexuales de su pareja, simplemente es escuchar al otro y por lo menos, se reirán juntos, y ese sí que es uno de los mejores afrodisíacos" asegura Polanía.