Estudio reciente demostró que esta pastilla para bajar de peso no tiene efectos colaterales en la salud

Por primera vez, se ha demostrado que un medicamento ayuda a las personas a perder peso y no recuperarlo durante varios años sin aumentar el riesgo de problemas cardíacos. Un hito de seguridad que puede alentar un uso más amplio para ayudar a frenar la epidemia de obesidad.

La droga Belviq se vendió en los Estados Unidos desde 2013 y es la primera de varias medicinas nuevas para bajar de peso que tienen éxito en un estudio de seguridad cardíaca a largo plazo, que ahora los reguladores federales requieren para mantenerse en el mercado.

"Los pacientes y sus médicos han estado nerviosos sobre el uso de medicamentos para tratar la obesidad y por una buena razón. Hay un historial de estas drogas con complicaciones graves", dijo la líder del estudio, la Dra. Erin Bohula, del Hospital Brigham and Women's de Boston.

Con este estudio, Belviq se ha mostrado convincentemente segura para el corazón, dijo.

Aunque Belviq no aumentó los riesgos cardíacos, tampoco los bajó, como muchos esperaban. La pérdida de peso que produjo fue bastante modesta: después de 40 meses, los usuarios de Belviq habían perdido 9 libras (4 kilogramos), el doble que los que tomaban pastillas falsas.

Es posible que la pérdida de peso por sí sola no sea suficiente para reducir los riesgos cardíacos o que deba haber más para hacer eso, dijeron algunos médicos.

Los resultados fueron discutidos en una reunión de la Sociedad Europea de Cardiología en Munich y publicados por el New England Journal of Medicine. El fabricante de Belviq, Eisai Inc., patrocinó el estudio y muchos de los investigadores consultan o trabajan para la compañía.

En todo el mundo, el 13 por ciento de los adultos son obesos y el 39 por ciento tienen sobrepeso, lo que aumenta el riesgo de una serie de problemas de salud. La dieta y el ejercicio son los primeros pasos que los médicos recomiendan, pero los medicamentos también se pueden considerar para las personas con un peso peligrosamente alto, que no pueden perder suficientes kilos por otros medios.

Te recomendamos en video