Gastrosiexta, la novedosa práctica sexual

Los beneficios de esta práctica combina tres placeres de la vida.

En la actualidad el estrés es una de las enfermedades que afecta a una gran población, a nivel mundial. La cotidianidad, la competitividad, las preocupaciones se vuelven parte de nuestras rutinas diarias y muchas veces olvidamos aquello que nos produce placer, lo que según la doctora Marisa Navarro genera que se sea más susceptible a la depresión y a la falta de energía. Gastrosiexta, la novedosa práctica sexual.

Es por eso que propone lo que denomina la 'gastrosiexta', una actividad que consiste en tres pasos que involucran los tres placeres de la vida más generales para los seres humanos.

Gastrosiexta, la novedosa práctica sexual

El primer paso es el placer de la comida. Acompañado de su pareja tienen que ir a comer, pero no cualquier cosa, sino seleccionen algo que a ambos les apetezca.

El segundo paso es dormir una siesta. Una práctica que, además de placentera tiene beneficios para la salud, pues con ella se reduce el estrés cardiaco, se disminuye la presión arterial,  nos hace estar más activos y rendir mejor en el trabajo, al estar más creativos y productivos.

Por último, pero no menos importante, practicar sexo. Según la doctora las relaciones sexuales supone poner en práctica una de las cosas más íntimas y placenteras que podemos hacer con nuestros semejantes, y nos aporte múltiples beneficios.

Es así como la gastrosiexta se convierte en una forma de experimentar las tres facetas que nos llevan al placer, en diferentes niveles, pero que al fin y al cabo nos ayuda mejorar nuestro estilo de vida y a conseguir nuestros objetivos, ya que a través de este proceso se aprende a identificar qué es lo que realmente se quiere y en gran medida a perseguir aquello.

Aunque la especialista tampoco ignora que es una practica difícil de realizar debido al horario que se plantea, ya que es durante las 'horas productivas', se justifica en el mismo hecho de que no tiene la carga emocional, física y mental que tiene la noche, en muchas ocasiones nuestro cuerpo solo nos pide descansar. Es por eso que se trate de buscar el día adecuado para que poco a poco se convierta en un práctica habitual.

Te mostramos en video: