5 emociones que parecen negativas pero que en realidad te ayudan a crecer

Cualquiera te dirá que está mal tener estas emociones pero si sabes tomarlas con sabiduría, tendrás la oportunidad de encontrar la felicidad

El crecimiento interno requiere mucho carácter y poder para tomar riesgos. Es por eso que muchas personas deciden renunciar a sueños y a tomar el control en sus vidas. Muchos se encierran en la rutina, repitiendo situaciones una y otra vez para no caer.

Tienes que ser fuerte para romper tus propios patrones, para entender que eres la única capaz de mejorar tu vida. Pero cuando dejas salir todas esas partes de ti que has escondido, es cuando comienzas a sanar y a crecer. Es como limpiar tu armario emocional y espiritual sacando aquello que te atormenta. Es arduo pero, también es liberador.

Tus pensamientos y emociones negativos pueden hacerte sentir que no has hecho nada en absoluto y te hacen preguntarte si lo estás haciendo bien en la vida. Pero una vez que te vuelves consciente de ti misma y de qué pensamientos dictan tus acciones, comienzas el proceso para crecer.

Si sientes estas cosas, estás creciendo. Aunque parezcan sentimientos negativos o vergonzosos, debes saber cuán importantes son para el crecimiento, como si fuesen bloques de construcción. Aprende de ellos en vez de detenerte.

Inseguridad

Mucha gente asume la inseguridad como que no te sientes cómoda contigo misma. Sin embargo, en el contexto de crecimiento propio, significa que te estás moviendo de una etapa a otra. Esto puede hacerte sentir que estás perdiendo el equilibrio pero es porque estás entrando en una etapa desconocida en la que no habías estado antes; es lógico que no te sientas completamente segura. Ten calma y verás cómo pronto te llenarás de confianza.

Duda

Estás en el proceso de romper por completo con tu rutina, por lo que por supuesto sentirás dudas sobre lo que estás haciendo. El cambio es un buen momento para examinar tu vida y todo aquello que te ha hecho llegar hasta este punto . Si no te sientes con dudas, no vas a profundizar lo suficiente. Es aquí donde te estancas. En cambio si sientes duda, es porque te has movido de lo conocido o porque es momento de que lo hagas. Sigue cavando y verás cómo llegas a donde debes estar.

Perdida

una vez que te hayas movido de lo que ya conoces, tendrás un nuevo conjunto de conocimientos que podrás utilizar en otras áreas de tu vida. Durante el proceso de crecimiento, te sentirías perdida. Es lógico, aún no sabes a dónde ir pero ese es el punto de moverte. No puedes seguir picando piedra en el mismo lugar una y otra vez y esperar algo diferente. El auto conocimiento consiste en arriesgarte y ver hasta dónde puedes llegar. Deja que las cosas fluyan y disfruta perderte. Siempre puedes volver y comenzar de nuevo.

Incomodidad

¡Sentir incomodidad es un buen impulso para cambiar. Cuando comienzas a sentir esto en donde estás, es una señal de que es momento de moverte. Todos buscamos sentirnos cómodos pero eso sólo provoca que te estanques. La vida siempre te arrojará momentos desafiantes que requieren que tomes el riesgo. Tienes muy poco control sobre lo que te sucede, pero puedes controlar cómo reaccionas. Puedes elegir alimentar tu frustración, estrés, negatividad o puedes evolucionar a partir de eso.

Te recomendamos en video