¿Qué hacer si tu hijo te confiesa que es homosexual?

La declaración homosexual de un hijo puede ser un evento traumático para los padres debido a la educación conservadora y tradicional que muchos puedan haber recibido.

Cuando un hijo se declara abiertamente homosexual puede ser un evento traumático para los padres debido a la educación conservadora y tradicional que muchos puedan haber recibido. Las madres, al ser las mujeres más empáticas y sentimentales, son mayormente las encargadas de ser el soporte en un momento como ese.

A pesar de los grandes avances en los derechos civiles y sociales de la comunidad gay, aún persiste hermetismo y tabú a la hora de hablar este tema. Es normal sentir nervios a la hora de preguntarte a tu hijo sobre su sexualidad, pero es necesario demostrarles que pueden contar contigo, de esa manera, ellos no tendrán motivo para ocultarte la verdad.

El factor religioso juega un papel fundamental en la crianza de los niños, influenciando la manera en la que se le enseña ver el mundo, y eso es bueno, pero evita que esto defina tu reacción y que sea tu mayor temor a la hora de escuchar la confesión de tu hijo. Hacerlos sentir que fallan a su fe al sentir lo que sienten, es condenarlos a vivir un verdadero infierno al pensar que son indignos, confundiéndolos y llevándolos a un abismo emocional. Es necesario ayudarlos a comprender que el amor divino es independiente a la orientación sexual que puedan tener.

La cultura machista que incluso, le inculcan a las mujeres, también puede afectar la manera de como manejan que sus hijos “salgan del closet”. En latinoamérica se idealiza a los hombres y a las mujeres, y que cualquier característica diferente a lo que debería ser, no es correcta. Deshazte de todos esos prejuicios, no clasifiques a tus hijos, la igualdad humana es lo que nos define.

A continuación algunos consejos que te pueden ayudar:

1- Demuéstrales tu amor incondicional.

Es indispensable que se sientan amados, apreciados y que su orientación no cambie lo que sientes por ellos. Trata de no alejarte ni tomar una postura cortante, el sentimiento de culpa en ellos puede aislarlos del entorno familiar y no es recomendable.

2- Búscale ayuda solo si te la piden.

Muchas madres reaccionan tajantemente al momento de que sus hijos le confían sus sentimientos, exigiéndoles asistir a un psicólogo para que los “cure”. Eso es totalmente incorrecto e insensible, está demostrado que la homosexualidad no es una enfermedad. Pero, si tu hijo o hija te expresa confusión y te pide que lo lleves a un psicólogo, hazlo, es posible que necesite aclarar sus pensamientos al respecto.

3- No le prestes atención al qué dirán.

No pienses en lo que dirán o pensarán tus amistades, solo te debe importar el bienestar de tu familia y la felicidad plena, que solo se alcanza con amor y aceptación.

Si la noticia te causa mucha confusión, entonces se tu quien busque apoyo profesional para obtener las herramientas necesitas que te ayuden a comprender lo que está viviendo tu hijo. Recuerda que siempre serán una familia y debes hacer lo necesario por preservarla unidad y armoniosa.

Te recomendamos leer: