¡Ni engordan, ni causan cáncer! Estos son los 5 mitos más sonados sobre las píldoras anticonceptivas

Aclara algunas de las versiones que giran en torno al uso por primera vez o prolongado de esta pastillas

El método de la píldora anticonceptiva para prevenir embarazos es tan antiguo, como seguro entre las mujeres.

Aún así, son numerosas las versiones que se han difundido sobre los efectos que estas causan en el organismo.

A continuación despejamos algunos mitos de los más comunes:

1   No engordan: Al no ser que las tomes acompañadas de un helado todos los días, las píldoras anticonceptivas no inciden en el aumento de peso corporal.

El uso de hormonales orales en micro dosis, rara vez causan cambios ponderales.

Otros hormonales que no contengan drospirenona, sí pueden causar aumento de peso y retención de líquidos.

2  No causan acné: Un anticonceptivo oral en micro dosis además de evitar el embarazo, ayuda a mejorar el aspecto de la piel y el cabello.

Inclusive, los anticonceptivos orales en micro dosis ayudan a regular el ciclo menstrual, así como la intensidad y duración del sangrado.

3  No provocan cáncer: Incluso, las mujeres que han usado alguna vez anticonceptivos orales tienen de un 30 a 50% menor riesgo de cáncer de ovario que las mujeres que jamás han usado los anticonceptivos orales.

3  No es abortiva: Este método intenta frenar la ovulación y transformar el moco de la entrada del útero en un moco impenetrable para los espermatozoides y si ya se produjo el embarazo, no aumenta la tasa de aborto ni produce ningún tipo de malformación en el feto.

4  No reducen la fertilidad: La idea de que hay que dejar de tomarlas por determinados períodos para que descanse el cuerpo es falsa ya que no pasa nada con los óvulos que "no salen" del cuerpo.

Eso no quiere decir que tengan un efecto protector del envejecimiento de los óvulos, o sea que si una mujer toma anticoncetivos desde los 20 hasta los 40, sus óvulos van a ser los de una paciente de 40 cuando comience su búsqueda.

5  No disminuyen el deseo sexual: Hasta el día de hoy, no existe ninguna evidencia científica que demuestre que las pastillas anticonceptivas influyan en el estado de ánimo o el apetito sexual de quien las ingiere.

Esto tiene más que ver con factores externos como problemas laborales, de pareja o estrés.

 

Te recomendamos en video: