¿Cómo reaccionar si tu pareja te pide que hagan un trío?

Los tríos han sido cuestionados por considerarse que atenta contra la dignidad de la mujer

Estar con dos mujeres es la fantasía recurrente entre los hombres, quienes en busca de experimentar nuevas emociones y niveles de placer, le proponen a su pareja sentimental compartir esta aventura, causando muchas veces desconcierto entre las féminas.

Tradicionalmente, los tríos han sido cuestionados por considerarse que atenta contra la dignidad de la mujer, lo que conlleva  un rechazo inicial a la simple posibilidad de realizarlo. La desinformación y el temor pueden ocasionar fricciones en la pareja.

Un trío consiste en invitar a una tercera persona a la relación sexual con intención de satisfacer un deseo o en búsqueda de romper la “monotonía” que pueda existir en el matrimonio o noviazgo. Llevarlo a la realidad puede no ser tan simple como se piensa, debido a los posibles prejuicios que las mujeres piensan que pueden enfrentar.

Luego de algunos años de relación, es normal querer probar otro tipo de actividades que impulsen o reaviven la chispa entre ambos. A continuación algunos consejos que te pueden ayudar si te encuentras en esta situación:

Controla tu reacción.

Es comprensible que te cause asombro la propuesta o te sientas ofendida. Trata de mantenerte calmada y escucha lo que tiene que decirte. Tu atractivo y valor como mujer no se ve afectado por lo que un hombre te ofrezca o te proponga realizar, tenlo siempre presente.

Conversa con tu pareja.

La comunicación es esencial en cualquier relación. Platica con él, pregúntale que lo motiva a querer cumplir su fantasía. Intercambien ideas de lo que pueda estar ocurriendo y si necesitan hacer algunos cambios en su rutina.

Piensa en lo que tú quieres y deseas.

La primera regla de salud mental es evitar complacer a otros en contra de nuestra voluntad. La opinión de tu hombre cuenta, pero lo más importante, es lo que tú piensas. Analiza cuáles son tus intereses, los beneficios y posibles complicaciones que pueda traer. El estatus de tu relación es otro factor a considerar, si es un noviazgo incipiente o un matrimonio duradero.

Usa la imaginación durante el sexo.

Muchas veces, los hombres proponen un trío en búsqueda de romper con la costumbre o salvar su relación de un estancamiento y es algo valido. Compra lencería sensual, hagan el amor en lugares distintos, intenten tener sexo anal o ver películas eróticas juntos. Al sentirse sexualmente renovados, es posible que la idea de un trío pueda desecharse.

Pueden ir a un terapeuta de parejas.

Si sientes no tener las herramientas para manejar la situación, pueden buscar un profesional en relaciones humanas que los ayude a entenderse y llenar sus respectivas exigencias. Es normal que las relaciones pasen por este tipo de eventos, no lo consideres el fin del mundo.

La decisión de realizar o no el trío es muy personal, cada mujer tiene visiones diferentes sobre el sexo y todas son absolutamente respetables. Conversa con tu esposo o novio, y traten de llegar a un punto medio.

Cuando compartes tu vida tantos años con una persona, ceder en algunas cosas es prácticamente necesario para mantener la relación. Pero, eso no es sinónimo de obligarte a satisfacer a otro, primero debes sentirte plena tú. Si decides cumplir su fantasía o no, seguirás siendo una mujer completa. Nadie tiene el poder para juzgarte, no lo permitas.

 

Te recomendamos leer: