Tips para disfrutar del sexo anal heterosexual de forma sana y segura

Esta practica sexual es más común de lo que imaginamos y es una de las fantasías masculinas más recurrentes.

El sexo anal en las parejas heterosexuales es más común de lo que imaginamos, así que hablaremos sin tabú. Lo cierto, es que muchas mujeres lo practican solo para complacer a su caballero y no por placer propio.

En el ano hay zonas sensibles, erógenas, que con la correcta estimulación incrementan el placer sexual, otorgándole a la mujer intensos orgasmos. Esta parte del cuerpo tiene las terminales nerviosas suficientes para generar satisfacción, como el nervio perianal y pudendo, que conecta con el clítoris.

Tradicionalmente, el sexo anal es una de las fantasías masculinas más recurrentes. Miles de hombres le plantean a sus novias y esposas la posibilidad de practicar el sexo anal, pero ellas lo rechazan por miedo al dolor, desconocimiento o vergüenza. Es algo completamente natural, sano y muy seguro.

A continuación, algunos tips para que disfrutes del sexo en su máxima expresión:

Conversar con tu pareja.

Lo primero que debes hacer es expresarle a tu compañero las dudas y temores que tienes al respecto a esta práctica sexual, con el fin de aclarar ese que te intriga, así podrán disfrutar tranquilamente.

Tócate.

Es recomendable que antes de adentrarte a realizarlo, intentes estimularte tú misma, utilizando tus dedos o algún juguete que simule la forma del pene. De esta manera, podrás ir adaptándote a la sensación y conocer cuáles son tus limites, pero sobre todo, disfrutar de ello.

Utiliza lubricante.

A diferencia que la vagina que lubrica de forma natural, el ano necesita que se empleen lubricantes que ayuden a la penetración. Al utilizarlo, el pene podrá deslizarse de mejor manera, evitando lastimar o causar alguna herida. No utilices vaselina porque puede causar irritación.

Toma medidas de higiene.

Algunas mujeres hacen uso de duchas anales para lavar el área y evitar accidentes desagradables. Conversa con tu pareja cual es la mejor forma de hacerlo. Es preferible y sumamente recomendado utilizar preservativo.

No hagas movimientos bruscos.

Tomate tu tiempo y ve a tu propio ritmo, de manera que tu sepas después cómo te sientes mejor realizando el acto sexual.

Relájate.

Evita ponerte nerviosa o preocuparte durante el acto, esto puede causarte dolor durante la penetración.

Aquí te dejamos un vídeo donde puedes asesorarte mucho más sobre el sexo anal.

El sexo anal no está relacionado con la orientación sexual, cualquier hombre o mujer puede probarlo sin ningún tipo de problemas. En una relación de pareja, el placer depende de los dos y están en su derecho de intentar aquello que consideren, incrementará el placer.

Te recomendamos leer: