5 cosas que haces sin darte cuenta cuando temes que te rompan el corazón

Cuando te rompen el corazón una vez, automáticamente enciendes un escudo protector para que no vuelva a pasar

Estar enamorada solía ser tan natural y sin esfuerzo como respirar. Sentir mariposas en tu estómago no te angustiaba ni tampoco el roce de tu mano con la suya. Hasta el palpitar acelerado de tu corazón era algo mágico.

Pero ahora, el miedo te invade cada vez que piensas en amor. Te sofoca pensar en la idea de comprometerte con alguien y el perderte en la mirada del otro te provoca malestar.

A estas alturas de la vida, quizá ya sufriste una decepción amorosa, ya te rompieron el corazón ya te cuesta creer en las intenciones de la otra persona. 

El amor ya no es un juego de ensayo y error. Ya no quieres entregar tu corazón por temor a que te lastimen. Pero sea una amistad o un amor, a nadie le gusta sentirse vulnerable ni expuesto a sufrir.

No se trata de huir ni de negarte a tus sentimientos, pero si has sobrevivido al dolor o al temor de pérdida es por esto:

 

Buscas justificación para cosas aparentemente insignificantes

Cuando tienes miedo a que te rompan el corazón, o al rechazo en general, sentirás la necesidad compulsiva de obtener una segunda opinión sobre casi todo. También es probable que te disculpes por muchas cosas que otras personas sienten que no lo requieren. No todos entenderán esto, pero para ti es importante encontrarle un por qué a todo para evitar darle entrada al dolor.

Vas por todo o nada en ciertas cosas

A veces, el miedo y la angustia pueden poner un filtro de "sí" o "no" en las cosas. El amor requiere equilibrio, por lo que esta actitud generalmente se hace por temor a ser lastimada. Pero está bien, te hace sentir fuerte, que estás tomando la mejor decisión y que estás siendo contundente ante aquello que sabes podría causarte dolor.

Te aferras al perfeccionismo

No te conformas pues sabes que si luchas, obtendrás lo mejor. Si buscas la perfección es porque quieres sentir satisfacción de lo que haces por encima de cualquier cosa. Esto generalmente proviene de la creencia de que el amor es igual a perfección. Lo más probable es que creas que serás adorable una vez que seas perfecta por lo que nadie podrá derrumbarte.

Buscas certeza de todas las formas que puedas

Eres de las que busca todas sus dudas en Google, las que lee la reseña de la película antes de pagar las entradas y la que pregunta opiniones sobre un lugar antes de atreverte a visitarlo. Prefieres saber el final de las cosas y mientras la mayoría esté de acuerdo con algo, te sientes más tranquila de tu elección. Puede que esto te de seguridad y que tienes el control de las cosas pero  a veces tienes que dejar que todo fluya y sorprenderte de los resultados.

Sobrellevas el dolor como una broma.

Hay quienes ríen más cuando están dolidos y esto es porque la risa se convierte en una anestesia que ceda el malestar. Usualmente son personas que buscan hacer reír a los demás y que exageran las historias con tal de dejar de verlas como un mal trago. Tal vez es una forma efectiva de ignorar el dolor pero tarde o temprano hay que enfrentarlo para dejarlo ir.

 

Te recomendamos en video