6 factores que afectan completamente la erección del hombre

La disfunción eréctil es común en el sexo masculino y puede causar graves problemas o traumas.

La peor situación por la cual puede pasar un hombre es tener problemas para tener una buena erección. Generalmente, se estima que la mayoría de los hombres mayores de 40 años tienen problemas de erección a lo largo de la vida, incluso antes de esa edad también es bastante común.

En la mayoría de los casos antes de la edad avanzada, entre los 30 hasta casi llegar a los 40, puede tratarse de un problema temporal, provocado por el estrés y otros factores asociados al estilo de vida.

A pesar de que es natural este tipo de problemas, la impotencia puede ser traumática para los hombres, de tal manera que pueden desarrollarse enfermedades mentales, como la depresión y la ansiedad profunda.

Aquí dejamos 6 factores que pueden afectar la erección:

1- Correr en exceso:

Correr más de 60 kilómetros por semana puede reducir los niveles de testosterona en más del 17%, apunta una encuesta realizada por la Universidad de la British Columbia, en Estados Unidos. Los niveles bajos de testosterona son uno de los síntomas físicos que provocan la aparición de disfunciones eréctiles.

2- Azúcar:

La glucosa es en gran parte responsable de la mala circulación sanguínea y la aparición de diabetes, patologías que causan disfunciones eréctiles.

3- Trabajar sentado mucho tiempo:

Estar sentado durante largos períodos de tiempo es perjudicial para la salud, pero hay otra desventaja que debe tener en mente y que se trata, en particular, de la deficiencia de vitamina D en el organismo.

Pasar mucho tiempo sentado priva el cuerpo de la vitamina D proveniente del sol, lo que a su vez puede llevar a la reducción

4- Dormir poco tiempo:

El estar constante y crónicamente cansado puede resultar perjudicial para el deseo sexual.

5- El hábito de fumar:

Las toxinas presentes en el humo del cigarrillo son perjudiciales para la salud de los vasos sanguíneos, dificultando la circulación de la sangre en las venas. En consecuencia, cualquier tipo de restricción en el torrente sanguíneo perjudica el mantenimiento de una erección.

6- Constantes paseos en bicicleta:

La presión constante del asiento, tal como los altos y los golpes del camino pueden ser perjudiciales para el pene, provocando a largo plazo la insensibilidad del miembro.