El triple orgasmo de la mujer: luces en un continente desconocido

La palabra "orgasmo", se utilizó para describir la apoteosis del placer sexual a comienzos del siglo XIX. Anteriormente, esta palabra, en el principio del siglo XVII significaba un violento acceso de ira, el origen griego se refiere al orgasmo como una "ebullición de ardor." Muchas expresiones se refieren a la experiencia orgásmica como “ tirarse al aire ", subir las cortinas", "explotar”. También se habla de "pequeña muerte" y "Séptimo Cielo" para referirse al orgasmo.

Todos estos términos se refieren al hecho de que el orgasmo lleva a otra dimensión, a menudo "aire", durante el cual la percepción de la realidad cambia.

Algunas mujeres lo viven con una sensación de bienestar, a veces se dice de elevación e incluso de una mínima pérdida de conciencia, con una sensación como de irse de este mundo. Se relaciona con una sensación de estremecimiento, de extremo goce y hasta de pérdida de la razón, el grado y el tipo de placer varía en relación a cada mujer y a las circunstancias que atraviesa.

¿El orgasmo es un hecho cultural?

Es importante mencionar que el orgasmo en una mujer, es un comportamiento que se aprende y no algo que se nace sabiendo. Obtener el primer orgasmo es un proceso que requiere práctica y mucha paciencia. A diferencia de los hombres, que tienden a masturbarse desde muy jóvenes, las mujeres empiezan a experimentar su sexualidad mucho después. Esto dificulta en muchos casos la obtención del orgasmo.

En la cultura occidental de hoy, la búsqueda del orgasmo femenino centra toda la atención tanto en investigadores, como terapeutas. El orgasmo se manifiesta por algunos signos, pero el nivel subjetivo tiene gran importancia, por lo que no hay un orgasmo, sino que orgasmos, que difieren en calidad, intensidad, el número, por la influencia de diversos y complejos factores. Si se tiene que precisar una zona u órgano que impulsa al orgasmo, será el cerebro. Éste recibe sensaciones, las transforma en un aumento de la excitación sexual, cuyo punto de culminación es el orgasmo.

Generación del orgasmo

 El orgasmo está muy vinculado a la sensibilidad y la estimulación de cada mujer, el órgano principal de impulso sería el cerebro. Éste recibe sensaciones, las transforma en una ampliación de la excitación sexual, cuyo punto de culminación es la generación del orgasmo.

Cuando la excitación sexual está elevada, los genitales femeninos están más congestionados y sensibles luego en el momento de máxima respuesta se produce una reacción muscular con contracciones musculares, iniciadas en el cerebro.

El triple orgasmo de la mujer: clítorideo, vaginal superficial y por estimulación el cuello del útero

El orgasmo de la mujer es plural: clítorideo, vaginal y/o uterino, a menudo pueden asociarse. Además diferencia del hombre no se detiene allí en el primer orgasmo, de hecho, algunas mujeres pueden presentar varios orgasmos sucesivos sin una fase refractaria. Las reacciones físicas asociadas con el orgasmo femenino pueden ser muy pronunciadas, acompañado por gemidos, gritos, un sentimiento de pérdida de conciencia, la razón por la cual a veces llamado la "pequeña muerte".

El orgasmo clitoridiano de la mujer es similar al el orgasmo del hombre, violento, intenso y breve. En una investigación europea y luego ratificada por estudios de resonancia magnética cerebral en USA, se observo que la obtención de este orgasmo vaginal superficial y profundo requiere ciertas condiciones y aprendizajes: una apropiación sensorial de la cavidad vaginal y cuello uterino, es decir, que se perciba como una cavidad activa y sensible de intercambio sobre el cual la mujer puede enfocar su atención activamente. Luego, la duración promedio de penetración requerida es de a lo menos 13 minutos con preliminares de 15 minutos. Finalmente, la mayoría de estas mujeres entrevistadas confesaron que este orgasmo era más fácil de lograr con penes de tamaño promedio o más largos que con los más cortos.

El orgasmo vaginal profundo, cuando ocurre, parece que el placer pasa a velocidad superior, aumento de la intensidad, duración, el cuerpo y la mente están profundamente involucrados en el placer.

Finalmente estas diferentes áreas anatómicas y vías neurológicas, requieren aprendizaje, este tercer "orgasmo" no es tan natural y espontáneo como los otros dos porque es el fruto de una preparación consciente y mayormente inconsciente. También es posible desencadenar orgasmos por, las fantasías y la estimulación mamaria principalmente de los pezones.

Algunos grupos de ginecólogos proponen al efectuar histerectomías dejar el cuello uterino o efectuar técnicas de conservación nerviosas uterinas , con motivo de conservar esta capacidad de orgasmo triple.

El orgasmo de la mujer ejerce una fascinación que no muestra signos de disminuir con el tiempo a pesar de los estereotipos y enfoques mecanicistas y reduccionistas. Una mujer que no ha experimentado, el orgasmo se siente frustrada y a menudo culpable, escucha los consejos que dan sus amistades, que no saben más que ella. En la actualidad existen múltiples tratamientos, aunque complejos pueden tener buenos resultados.

Mujeres multiorgásmicas

La mujer tiene la capacidad de experimentar muchos orgasmos en forma sucesiva.“Las mujeres responden a una estimulación de inmediato y pueden presentar una respuesta también de inmediato, por cuestiones culturales, esta capacidad no se expresa abiertamente pero que, en términos potenciales, la mujer es capaz de experimentar la multiorgasmia y que, en este sentido, su sexualidad “es más abierta”, es importante sacar de la mente de la gente esta falacia de que esto es algo que se tiene que buscar per sé.

Lo importante sería tener un orgasmo satisfactorio y que se logre realmente ese estado de dicha. Si hay varios más, pues que bueno, pero lo importante realmente es esa condición de bienestar.

La pregunta de cuál es la función del orgasmo, sigue siendo enigmático en los ojos de la ciencia y es un gran motivo de inspiración en muchas artes humanas.

El orgasmo al liberar las tensiones acumuladas en el organismo, realiza una especie de "reinicio" de la totalidad mente-cuerpo. El placer sexual, sería beneficioso naturalmente, para el conjunto del organismo, permitiría un funcionamiento óptimo y mejorar el vinculo con la pareja.

Doctor Mauricio Salas Sironvalle, urólogo, sexólogo y magister en psicología clínica. Vicepresidente Sociedad Chilena de Sexología

www.urologiaysexologia.cl

Te recomendamos en video