Estos son los errores más comunes que debemos evitar en el sexo oral

Alberto Gooding, responsable de una marca de juguetes eróticos, aseguró al periódico La Vanguardia que 6 de cada 10 mujeres llega al orgasmo por medio del sexo oral.

Cinco errores que debes evitar en el sexo oral

Para muchos la palabra 'cunnilingus' es desconocida; a pesar de que lo practiquen con su pareja. Es un latinismo que designa la estimulación de los órganos genitales externos femeninos (vulva) con la boca, más concretamente con la lengua, pues literalmente significa “lamedor o que lame la vulva”.

Existen muchos mitos detrás del orgasmo femenino, en los que quedó en el olvido al clítoris –órgano que cuenta con 8.500 terminaciones nerviosas– e impulsaron la penetración como la base de toda relación íntima. De hecho, en varios casos, el sexo oral, se practica principalmente como un juego previo a la penetración.

Alberto Gooding, responsable de una marca de juguetes eróticos, aseguró al periódico La Vanguardia que 6 de cada 10 mujeres llega al orgasmo por medio del sexo oral. Aquí te dejamos esta sencilla guía de la sexóloga María Esclapez sobre lo que NO debes hacer mientras lo practicas.

Que uno de los dos no disfrute

Debe hacerlo tanto el que da como el que recibe. Es fundamental aprender a disfrutar de ese momento y hacerlo de forma proactiva. Recomienda que, para aumentar el nivel de excitación de tu pareja, mantengas el contacto visual.

Tener prisa

Ir directo al grano no dará buenos resultados, pues cada persona precisa de un tiempo, un ritmo y determinados estímulos. Se deben estimular también otros puntos erógenos, pues muchas mujeres necesitan estímulos más intensos y duraderos para llegar al orgasmo.

Cuidado con los dientes

La regla de oro es la delicadeza, pues el clítoris es una zona muy sensible. La sexóloga recomienda no realizar movimientos bruscos y lo más importante, dejar de lado los patrones de comportamiento del porno.

Centrarse solo en el clítoris

Aunque es un órgano cuya función es otorgar placer, debido a su gran cantidad de terminaciones nerviosas, si lo estimulamos con movimientos reiterativos o demasiado bruscos, puede acabar produciendo molestias e incluso dolor.

No alternar movimientos

Se debe variar el ritmo y la intensidad de la estimulación oral, de manera progresiva (de más suave a más intenso), así como cambiar de postura para que tu pareja experimente placer desde distintos ángulos.

Te recomendamos en video: