Empodérate: Nueve consejos para tener un mejor desempeño sexual

Cuidar la salud sexual va más allá del encuentro, debes mantener una vida equilibrada.

La salud sexual es definida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como un estado de bienestar físico, emocional, mental y social relacionado con la sexualidad. Cuidarla va más allá del encuentro sexual, debes mantener una vida equilibrada.

Silvia Sanz García, psicóloga y directora de la clínica Psytel, definió la salud sexual a Cuídate Plus como “tener relaciones sanas respetándose mutuamente, disfrutando del sexo, practicándolo de modo seguro y con protección”.

Mientras que Vicente Briet, de la Federación Española de Sociedades de Sexología, enfatiza la relación que existe entre salud sexual y mental: “Hay enfermedades mentales que pueden derivar en disfunciones sexuales y estas, a su vez, pueden dar lugar a depresiones o ansiedad”.

Hacer ejercicio con regularidad

Al practicar ejercicio se experimenta una mejoría emocional y aumentará la libido. Recomiendan practicar pilates y la natación para los hombres, pues contribuye a superar problemas de control de eyaculación y mejorar las erecciones

No fumar

El tabaco afecta los flujos sanguíneos del pene, adelantando el envejecimiento prematuro de sus arterias.

Comer saludable

Una dieta un alto contenido en grasas saturadas afecta sobre todo a los hombres, quienes podrían presentar hasta un 38% de disminución de la concentración de espermatozoides en la eyaculación, y un 41% menos de líquido espermático.

Evitar prácticas de riesgo

Un ejercicio negligente de la sexualidad la convierte en motivo de problemas de salud, de sufrimiento y de desequilibrio personal y social, por lo que es vital el uso de anticonceptivos.

Autocontrol emocional

El estrés suele producir una disminución del deseo sexual. La práctica regular de la respiración, la relajación muscular o la meditación te pueden ayudar a regular las emociones.

Evitar relaciones tóxicas

En el plano emocional, toda relación de pareja debe ser entre iguales, consentida por ambas partes, sin presión, chantaje o violencia.

Mantente informado

Debes estar al tanto de las prácticas de riesgo y los métodos anticonceptivos.

Conocerse

Aceptar todas nuestras peculiaridades es vital, por ello debemos conocernos como seres sexuados, nuestro cuerpo, aprender a querernos, valorarnos, gustarnos y saber expresar nuestra erótica de modo que seamos felices.

Comunicarse

A mayor comunicación con la pareja, menor riesgo de malos entendidos en el terreno sexual y mayor probabilidad de mejorar la calidad del encuentro erótico.