Los gemidos femeninos son clave en la autoestima masculina, según estudio

Científicos estudian los alcances de los gemidos durante el sexo

La ciencia cree que los alcances de los gemidos durante el sexo van más allá de una explosión de placer y son determinantes en la autoestima de la pareja.

La forma de comunicación universal de expresar placer y emoción durante el sexo son los gemidos, particularmente en las mujeres.

La Universidad of Central Lancashire, en Reino Unido, realizó interesantes descubrimiento sobre este acto tan común en la cama y que produce gran parece en los hombres.

El estudio realizado reveló que los gemidos, además de ser una expresión de satisfacción, también son “una forma de levantar la autoestima de la pareja”.

Hombres más seguros

Los investigadores encontraron que algunas mujeres suelen utilizar los gemidos para acelerar el proceso de excitación del hombre debido a la fatiga, el aburrimiento, la rutina o molestias en el sexo. Sin embargo, destacaron que también lo hacen para que su pareja “se sienta seguro” y su “desempeño sexual sea mejor”.

Un estudio de Archives of Sexual Behavior arrojó que en algunas ocasiones las mujeres (en un 76%) fingen los gemidos para acelerar el proceso de orgasmo de sus parejas. Mientras que un 87% de las mujeres los hace para aumentar el autoestima de sus parejas durante el acto. También aseguraron que cuando se aburren, se sienten incomodas o cansadas gimen para que el sexo concluya más rápido.

La investigación también detalló que las mujeres son las que tienden a expresarse más durante el acto sexual a través de gemidos o jadeos, este ruido se denomina "vocalización femenina copuladora" y se da cuando estas sienten que su pareja está llegando al orgasmo. “Es decir, una alerta sobre una eyaculación venidera”, según el estudio.

Mayor excitación

Los sexólogos y expertos en la materia coinciden con la idea de que este pequeño factor es determinante para llevar al siguiente nivel el goce sexual, ya que a los hombres les encanta escuchar a las mujeres gemir, les causa mayor excitación y placer en el acto.

Gayle Brewer, responsable de la investigación, aconseja a todas las mujeres no reprimir los gemidos durante el sexo, pues estarías reprimiendo sus emociones y sobre todo, su placer.

Aquellos que gimen durante el sexo tienden a reportar más satisfacción sexual que los que hacen el amor en silencio. Al mismo tiempo los gemidos son una guía para que tanto hombres como mujeres sepan que acciones excitan más a su acompañante.

Así que no te de pena hacerlo, libera toda tus emociones en la cama. Deja a un lado la vergüenza, miedo o temor en expresar lo que sientes durante un encuentro sexual.

 

Te recomendamos en video