¿Cómo alcanzar el éxtasis con el sexo tántrico?

Los expertos invitan a tener conciencia de los ritos implícitos en el sexo tántrico para que la experiencia sea inolvidable.

El sexo tántrico es una práctica que se basa en el Tantra, una filosofía de vida de origen oriental con más de 4 mil años de antigüedad, que utiliza la energía sexual para conseguir una conexión especial. Por ello, no tiene como objetivo principal llegar a la eyaculación, sino disfrutar de cada momento del sexo.

Los expertos invitan a tener conciencia de los ritos implícitos en el sexo tántrico para que la experiencia sea inolvidable. Por ello, el juego previo entre la pareja es largo y lleno de sorpresas, pues –según el sexólogo Ángel Ruiz–  “se trata de que las mujeres tengan el mayor número de orgasmos posibles y el hombre aguante la eyaculación para así poder durar el tiempo que quiera”.

Pero, ¿qué debe hacer el hombre para no eyacular cuando tiene un orgasmo? El especialista Diego Jiménez ofrece tres claves: fortalecer la musculatura pubococcigea (la que rodea la zona de la pelvis) con ejercicios respiratorios; practicar y conocer cuál es su punto de no retorno y controlar la respiración.

Recomienda que cuando se acerca al punto de no retorno, en lugar de parar la estimulación se aguanta la respiración y se aprieta la citada musculatura. De este modo se llega al orgasmo sin eyacular.

También el ambiente debe ser el adecuado, coloca música y regula la temperatura de la habitación, cambia las sábanas, sirve una bebida estimulante y evitar los juguetes eróticos pues la intención es usar todo el cuerpo.

Suele practicarse en el suelo encima de una manta, para así tener mayor libertad en los movimientos; especialmente en la postura del abrazo tántrico, que consiste en que la mujer abrace al hombre con los brazos y las piernas sentada sobre las rodillas del hombre.

Según Jiménez: “en esta posición la mujer estimula el pene (limgan) del hombre y le mantiene al borde del orgasmo continuamente, y al mismo tiempo ella lo siente”.

También te puede interesar: Diez mentiras sobre la sexualidad masculina

Te recomendamos en video: