Pecados que puedes cometer sin remordimiento durante una dieta

Nutricionistas apuestan a conceder un día feliz a sus pacientes, para llegar gradualmente la transformación final.

Iniciar un régimen alimenticio saludable requiere de un convencimiento absoluto, pues –en la mayoría de los casos– implica cambiar por completo tus hábitos, dejar atrás comidas altas en calorías, muy procesadas y (generalmente) preferidas por todos.

Por eso los nutricionistas apuestan a conceder un día feliz a sus pacientes, para llegar gradualmente la transformación final. Pecados que se pueden cometer sin sentir culpa.

Según Natalia Hernández, presidenta de la Asociación de Dietistas-Nutricionistas de Canarias, existen factores a tomar en cuenta para permitir este respiro, en el que nada está prohibido: facilitar la vida social, mejorar la adherencia a la dieta y evitar que el metabolismo se adapte al aporte calórico restringido.

La vida moderna y sus exigencias también es un elemento que considera Hernández juega en contra de una dieta equilibrada:

“Debemos de ser realistas y realizar planes fáciles de llevar, pero no solo debemos ver el lado positivo porque el contra es que podemos echar al traste todo el sacrificio de la semana”

Para tomarte tu día feliz debes optar por la mejor opción dentro de un punto de vista nutricional. Los expertos te dan algunas claves:

  1. Puedes comer hamburguesa, preferiblemente hecha en casa, con pollo, especias, verduras y con poca salsa.
  2. La pizza, por la masa y los quesos suele ser más calórica, pero haciendo la masa con harina integral es una mejor opción, que además debe ser acompañada de alimentos ricos en proteínas y vegetales.
  3. Los burritos suelen ser una decisión acertada, porque no llegan al aporte calórico de una quesadilla, y son de carne o pollo con verduras.
  4. Pasta, en especial si la eliges integral, alimentos proteicos y sin mucha grasa. La pasta boloñesa o con pescado y marisco entran en tu menú.
  5. Empanada gallega, por contener ingredientes de mar y vegetales, es otro platillo que podrías incluir en tu día feliz como un pecado no capital.

 

Te recomendamos en video