La gonorrea se ha convertido en una enfermedad de transmisión sexual que parece no tener cura

Las enfermedades de transmisión sexual, no son un juego.

La gonorrea ha mutado

Estados Unidos es uno de los países más sensibles a recibir nuevas enfermedades, por el alto volumen de turistas que vienen de todo el mundo. Es por esto, que debe estar alerta a cualquier caso médico que se registre a nivel mundial, y así prevenir posibles epidemias.

Hace unos días se registro un caso de Gonorrea en Reino Unido, y los expertos en salud aseguran que podría llegar pronto a Norte América.

El paciente inglés que presentó una variación importante en la enfermedad, hizo resistencia los antibióticos que regularmente se utilizan para tratar estos casos. Se contagió al tener relaciones sexuales con una mujer, en el sureste de Asia.

Un mes más tarde empezó a desarrollar los síntomas de la Gonorrea. Los médicos tratantes suministraron los antibióticos necesarios para atacar la infección, pero fueron aludidos por la bacteria.

La Azitromicina y la Ceftriaxona no funcionaron en el paciente. Sin embargo, se logró aplicar el tratamiento intravenoso con otro antibiótico llamado Ertapenem, y éste pareció funcionar.

Los profesionales de la salud expresan que esta resistencia a los medicamentos es exclusiva de la Gonorrea. Otras enfermedades como la Sífilis y la Clamidia siguen respondiendo favorablemente a los antibióticos de uso común.

"La gonorrea es más bien una clase particular. Hay dos nuevos antibióticos en desarrollo que se podrían emplear contra la gonorrea, dado que no están relacionados con los que resultan inútiles contra la cepa reportada en Reino Unido. En el pasado, las personas podían simplemente aumentar la dosis cada vez más para vencer la resistencia".

El desarrollo de estos antibióticos y vacunas contra la infección bacteriana, es necesario para evitar que casos como el del Reino Unido sigan apareciendo y propagándose a países como Estados Unidos. Los médicos en Europa aseguran que deben trabajar en conjunto para poder tratar la enfermedad.

En Norte América ya existen muchos casos de la Gonorrea resistente y debe evitarse que casos más graves lleguen al país.

Según la Organización Mundial de la Salud, setenta y ocho millones de personas son contagiadas anualmente con Gonorrea, y en Estados Unidos se ha incrementado esta cifra en un diecinueve por ciento en los últimos dos años.

El hecho de que estas tasas aumenten, demuestra que las personas no están tomando con responsabilidad su vida sexual.

Esta propagación puede disminuir, si las personas que son sexualmente activas utilizan preservativos, y asisten al medico cada cierto tiempo para chequeos generales.

Es importante resaltar que en muchos casos no se presentan síntomas de ningún tipo, mientras la infección esta haciendo daño. Educar a la población es la solución a estas enfermedades.

Te recomendamos en video: