Si tienes un tatuaje, tu cuerpo luchará toda tu vida por eliminarlo

La razón es más sencilla de lo que parece

La gran promesa de los tatuajes es que durarán toda la vida, una promesa que venía sustentada por la excusa de que la tinta teñía los pigmentos de la piel y allí permanecía por años. Lo cierto es que el cuerpo nunca deja de luchar por desechar la tinta, combatiendo a diario todos los componentes que pueden ser nocivos para tu organismo.

Originalmente se pensaba que la tinta era inyectada en la parte más profunda de la piel donde era almacenada por años ya que la presión capilar absorbía el líquido hacia el interior, es allí cuando empiezan a actuar las células del sistema inmunológico que son conocidas como macrófagos que tienen como rol consumir todos los desechos que se topen en el camino sean orgánicos o no, pero su tamaño es tan mínimo que no logran pasar los glóbulos blancos que buscan comerse la tinta.

https://www.instagram.com/p/BghEtM5nkZY/

Una nueva investigación del Centro de Inmunología de Marsella-Luminy probada en ratones alterados celularmente, determinó que la lucha con la tinta es para toda la vida.

Los macrófagos llegan a morir y cuando eso sucede la tinta permanece donde estaba ya que la liberan por poco tiempo, es allí cuando los macrófagos se regeneran y continúan luchando contra el tatuaje

Aunque el poder de esta células no puede borrar el tatuaje, se determinó que como no se mueven, la única manera es que el tatuajes esté ubicado en un ganglio linfático donde sí podrían extraer la tinta.

Te recomendamos en video: