FOTOS | Adelgaza en casa con siete ejercicios. ¡Mira esta sencilla rutina fitness!

La alimentación es factor determinante para alanzar tu peso meta

Sea invierno, verano, primavera u otoño, siempre debemos lucir impactantes, y si eres de las que tiene algunos kilos más de la cuenta y debes adelgazar, te presentaremos una serie de ejercicios que puedes desarrollar en casa, de manera muy sencilla. ¡Comienza una vida fitness con esta rutina de deportes!

Es importante tener presente que cualquier plan para bajar de peso debe estar estrictamente ligado a una alimentación sana, baja en grasas y el carbohidrato. Si tienes la oportunidad acude a un nutricionista para que éste asigne un régimen alimenticio.

El entrenador personal y asesor  nutricional español, conocido como Miguel  Fit Style explica que “el peso de una persona es la suma de su masa muscular, su masa ósea (los huesos), su grasa (tanto corporal como visceral) y sus órganos. Al hablar de "pérdida de peso", estamos indicando que hemos perdido tanto grasa como músculo, y esto puede suponer un problema si la pérdida de masa muscular es muy grande o si se alarga en el tiempo”.

Vamos a conocer la forma de hacer estos ejercicios en casa que nos ayudarán a tonificar abdomen y glúteos a moldear los pectorales y a fortalecer los tríceps. Para esta sencilla rutina en casa vas a necesitar un tapete, una barra con peso, una  Stability ball o pelota de pilates, dos mancuernas de 2 kilogramos y una liga para hacer ejercicios.

 

 

Empezaremos con los giros u oblicuos: ponte de pie, toma una barra y ponla sobre tus hombros; sujeta cada extremo con tus manos y los brazos tensados, mantén la cadera firme e inicia un giro hacia la derecha, luego vuelve al centro como punto eje y gira hacia la izquierda. Repite este movimiento durante unos cuatro o cinco minutos.

 

 

 

 

 

Ahora es momento de fortalecer tus tríceps. Toma una liga y engancha el centro a tus pies; sujeta cada extremo fuertemente con tus manos. Lleva tus manos a la nuca y extiéndelas hacia arriba alternándolas. Puedes hacer tres series de 30 repeticiones.

 

 

 

 

 

 

Es el turno de trabajar por un abdomen de acero. Vas a necesitar la pelota de pilates para este ejercicio. Recuéstate sobre ella y apoya firmemente los pies al piso poniendo las rodillas alineadas con el ancho de los hombros, lleva tus manos a la nuca y comienza a girar lentamente a izquierda y derecha, con mucho cuidado para no perder el equilibrio y caer. Esto puedes hacerlo durante cuatro o cinco minutos.

 

 

 

Dediquemos también unos minutos a elevar los glúteos; para mejorar el estado de tus glúteos y verte más sexi debes recostarte de costado y extender el brazo usando la palma como apoyo en el suelo; la otra mano, también la apoyarás, pero a la altura del ombligo para equilibrar el cuerpo. Toma la pelota de pilates, presiónala con las piernas y elévala unos centímetros o lo más que puedas. 10 repeticiones de cada lado te pueden dar buenos resultados.

 

 

 

Moldear los pectorales también es fundamental para las mujeres. Acuéstate sobre el tapete y levanta las piernas poniendo las rodillas semi flexionadas. Toma un par de mancuernas en cada mano y extiende los brazos sobre la cabeza; comienza a elevarlos hasta un ángulo de 90 grados, aproximadamente, de manera repetida. Puedes trabajar con unas 25 repeticiones durante cuatro series.

 

 

 

 

¿Qué tal si ahora hacemos unos abdominales tradicionales? Acuéstate rectamente sobre el tapete cuidando que las vértebras estén bien posicionadas, desde la espalda hasta el cuello. Pega los brazos al suelo y usa las manos como apoyo. Eleva un poco un poco las piernas y crúzalas. Ahora irás subiendo y flexionado las rodillas hasta un ángulo de 90 grados. Te puedes conformar con cuatro series de 25 repeticiones.

 

 

 

 

Ahora terminemos tonificando los hombros. Tomas las mancuernas en cada mano y ponte de pie con las piernas alineadas al ancho de la cadera. Levanta los brazos de manera simultánea logrando un ángulo de 90 grados con respecto al torso, puedes dobles un poco los codos. Haz tres series de 20 repeticiones.

 

Recuerda que para poder ver resultados debes llevar una alimentación sana y balanceada. Si percibes algún dolor fuerte durante el desarrollo de estas rutinas acude a un especialista, pues podría ser un alerta que atender.