Bañarte en la noche es mejor que en la mañana

Regálate una ducha para relajarte y mejorar tu salud

Como mujeres nos encantan las rutinas y poder organizar nuestro tiempo para mantenernos siempre arregladas y saludables.

La mayoría de nosotras tenemos una rutina de belleza que incluye una buena ducha durante el día, pero a veces nos preguntamos: ¿mejor en la mañana o en la noche?

Algunas aseguran que en la mañana es ideal esta ducha porque nos permite despertarnos y activar nuestro cuerpo desde muy temprano, ademas de hacernos lucir impecables todo el día. Otras, prefieren hacerlo en la noche después de haber acumulado trabajo y otras actividades durante el día, esta ducha les permite relajarse y bajar los niveles de stress.

Según nuestros necesidades podemos determinar cuál es la mejor hora para nuestra ducha. Pero, la ciencia ha decidido participar en esta decisión para ayudarnos a saber qué es lo ideal no solo para nuestra rutina sino para nuestra salud y bienestar. El dermatólogo Samer Jaber asegura que limpiar nuestro rostro de noche ayuda a mantenerlo más limpio y alejado de comportamientos que generan acné y otras lesiones.

El especialista asegura que según la ciencia es preferible tomar una larga ducha durante las noches, ya que es el momento de sacar de nuestro metabolismo todas las sustancias que hemos recogido durante el día, como el polen, por ejemplo. Si durante el día trabajaste, hiciste ejercicios y tuviste contacto con personas es importante que limpies tu rostro y cuerpo para evitar llevar a la cama nada que te pueda provocar alergias.

Estas investigaciones nos permiten determinar cuál es la mejor hora para ducharnos. Si eres de las que prefiere una ducha en la mañana te invitamos a que también lo intentes por las noches. Un baño con agua tibia te ayudará a relajarte y a liberar el stress acumulado, además de que te ayudará a conciliar el sueño y a estar libre de alergias y sustancias no deseadas acumuladas durante el día.

 

¿Qué puedes hacer para que la hora del baño sea más divertida?

– Escucha música
– Prepara mascarillas para tu rostro y cabello
– Crea rutinas por día para estar siempre impecable
– Determina una hora, en la mañana y la noche para tomar tus relajantes duchas

Lo mejor de la ducha es que nos permite conectarnos con nosotras mismas, un momento de relajación que nos aleja de todo lo ocurrido es ideal para recargar las energías que probablemente ya estén agotadas debido a tanto trabajo y actividades.

Te recomendamos el siguiente video: