Wellness

Ocho preguntas que debes hacerte si piensas terminar tu relación

Sabemos que no es la decisión más fácil.

Terminar una relación no es una decisión fácil ni mucho menos una situación agradable. Incluso si estás saliendo de hace semanas o años con alguien, cortar un lazo siempre es difícil también para quien decide hacerlo.

Cuando se piensa en una relación, ya sea comenzando o terminando una, es útil pensar en cómo quieres sentirte“, dice Stella Harris, educadora sexual y coach a Bustle. “Tendemos a meternos en nuestras cabezas al tomar estas decisiones, especialmente cuando se trata de rupturas, pero no se puede reemplazar la intelectualización por el sentimiento“.

Si te acomoda hacer una lista de pros y contras de tu relación y te sirve para ordenarte, esto puede ser útil. Pero el foco importante en estas circunstancias son tus sentimientos, en especial en cómo te sentirás sin esta persona comparado con cómo te sientes con ella y en cómo te quieres sentir en una relación comparado con ésta.

Es por eso que te dejamos estas ocho preguntas, para ayudarte a decidir si cortar lazos en caso de que lo hagas. Solo te pedimos que trates de no herir a nadie:

8. ¿Qué me atrajo en un principio de mi pareja?

Mira hacia atrás y piensa en esos momentos donde recién conocías a esta persona: ¿Qué te atrajo en ese momento? ¿Hay alguna mala señal que ignoraste? Es normal que con el tiempo crezcamos y sintamos nostalgia por lo que el otro “solía ser” en vez de simplemente mirar cómo es ahora. Si esa persona ahora parece incompatible con nosotros está bien.

7. ¿Cuáles son mis prioridades?

Y aún más importante: ¿Estas prioridades se alinean con las de mi pareja? Pese a que no tienes que compartir exactamente las mismas prioridades, deben tener una visión similar para el futuro que quieren compartir. Saber lo que el otro busca para más adelante te ayudará a ver si es que quieres a esta persona de compañera de viaje.

6. ¿Cuáles son tus puntos de quiebre?

Hay cosas en una relación que puedes tolerar y otras que simplemente  son puntos de quiebre. Antes de terminar, pregúntate si has ignorado algún tipo de comportamiento intolerable solo para salvar una relación. Es importante que tengas puntos de quiebre: pone límites y te orienta sobre algo que es esencial para tu felicidad.

5. ¿Me siento amada?

Podrá sonar obvio, pero si no te sientes amada, es un problema algo serio en tu relación. No es necesario que tú y tu pareja expresen su amor de la misma forma y es por eso que necesitas transparentar cuál es la manera de amar de cada uno. Piensa en lo que te hace sentir amada y respetada ¿Cuentas con ello?

4. ¿Estás comparándote demasiado?

Si llevas mucho tiempo con alguien, puede que confundas la comodidad que sientes con tu pareja con estar aburrido. Si te encuentras mirando a alguien de la universidad o del trabajo más de lo habitual o incluso pensando en engañar a tu pareja, puede que estés pensando que el pasto del vecino es más verde. Antes de tomar una decisión radical, deberías preguntarte si realmente eres infeliz o simplemente necesitas reavivar el romance.

3. ¿Están comunicándose bien?

Si estás pensando en terminar, esta decisión puede exacerbarse si tú y tu pareja no tienen buenos hábitos de comunicación. Cuando discutes con tu pareja ¿te sientes escuchada y respetada, o degradada y derrotada? Si es lo último, es comprensible que estés pensando en la ruptura ¿cómo puede podrías salvar las cosas si no puedes tener una discusión madura, productiva, honesta sobre tu relación?

No importa cuánto ames a tu pareja, si tienen opiniones muy conflictivas sobre la mejor manera de comunicar sus problemas, podría significar una condena para su relación. Una vez más, todo depende de tu voluntad y la de tu pareja de trabajar con el tema. Pero si tú y tu pareja no pueden llegar a la misma conclusión acerca de algo tan importante como comunicar sus problemas, podría ser mejor separarse.

2. ¿Necesito trabajar en mí misma?

Incluso si tu pareja no ha hecho nada malo, a veces sientes esta necesidad de terminar simplemente porque necesitas tiempo para ti. Esto no tiene nada de malo, incluso es más sano para ti y puede ser una muestra de gran madurez querer trabajar en ti y hacer una pausa. Una relación desgasta, obvio. Pero sanar es bueno y estarás más confiada para estar más alerta sobre qué mirar en tu próxima pareja.

1. ¿Soy feliz?

Antes de terminar con alguien, pregúntate si acaso eres realmente feliz, o si simplemente quieres más de lo que estás obteniendo de tu relación. Incluso si no puedes determinar con claridad por qué quieres romper, el simple hecho de no sentirte feliz es válido. Todo lo que importa es que estés tomando la decisión que te parece correcta.

Pero no te preocupes: un error es una oportunidad para hacer las cosas mejor y aprender, y tu relación actual es una práctica para la que venga después. No será la última persona con la que estés y vendrán millones de oportunidades para enamorarte más adelante.

Tags

Lo Último


Te recomendamos