¿Cómo mantener la pasión a fin de año? Te damos tips expertos para lograrlo

Compromisos, eventos varios y la bendita compra de regalos acostumbra a disparar el nivel de estrés que ya vivimos diariamente. La suma de estos factores casi siempre pone en jaque diversas actividades, entre ellas, nuestra vida sexual.

Por Valeska Silva Pohl

Diciembre es época de repaso y revisión. Las metas que nos habíamos propuesto reaparecen, especialmente aquellas que no hemos concretado –o ni siquiera iniciado– y casi en cuenta regresiva comenzamos una carrera que finaliza recién el día 31. Como los compromisos de fin de año son múltiples, lo más común es que terminemos agotadas mental y físicamente, muchas veces con peaks de mal humor y sin ganas de aquello que se supone nos causa más placer: la vida sexual.

DESCUBRE MÁS

 

Seguro está situación te "huele" conocida y sin solución a corto plazo –por lo menos hasta que acaben las fiestas y compromisos– pero, ¡ánimo! Siempre podemos salir adelante; entonces, para lograr estar más contentas y activas sexualmente, conversamos con dos especialistas que nos entregaron varios consejos.

"El estrés es el sentimiento que experimentamos cuando las demandas sobrepasan nuestra capacidad de respuesta, cuando pasamos por un estado de agotamiento generalizado que se manifiesta en preocupaciones constantes, dificultades para concentrarnos, frustración, irritabilidad, sensación de incapacidad de resolver conflictos; ello nos impide ser eficientes en nuestro presente y afecta todas nuestras áreas de funcionamiento", explica Danitza Moreno, psicóloga magíster en clínica y especialista en pareja y sexualidad del Instituto de Urología, Medicina Sexual y Reproductiva (Inusmed).

Es muy común que como consecuencia del estrés las parejas comiencen a verse afectadas, especialmente en la vida íntima, ya que según Moreno "es frecuente que si uno o ambos miembros de la pareja se siente estresado, se generan mayores discusiones de lo habitual o distanciamiento, que se manifestará en una disminución paulatina o abrupta de los encuentros. Se puede apreciar dispersión o dificultad para concentrarse en los estados de excitación, dificultad para alcanzar el orgasmo. Las malas experiencias o fracasos en la intimidad podrían gatillar inseguridad y miedo a exponerse a una nueva experiencia, por lo que es habitual que se genere rechazo a cualquier estímulo que se asocie a terminar en un encuentro íntimo (besos, caricias, regaloneos), lo que por el otro puede ser percibido como 'falta de amor', sumando las consecuencias propias de sentirse no querido o valorado".

La sicóloga entrega varios consejos que nos ayudan a disminuir el característico estrés de estas fechas.

1.- Detente. Simplemente has una pausa para restablecer el equilibrio. Reorganízate, clasifica los desafíos –es ideal no verlos como problemas– según el grado de prioridad que tengan y estructura los tiempos que se le dedicará a cada tarea, sin sobrecargarte.

2.- Planifica. Organízate y compra los regalos pronto, no el 23; planifica las salidas antes con tu pareja para evitar malos entendidos y discusiones cuando el estrés sea muy alto.

3.- Considera a tu pareja como un apoyo. Comparte tus preocupaciones, comunica los sentimientos que te abruman, intenten buscar las soluciones apropiadas en conjunto. No olvides que solicitar "ayuda" disminuye la sobrecarga que nos supera.

4.- No aceptes más responsabilidades de las que puedes manejar. Preocúpate de recordar que es necesario mantener un equilibrio entre el esfuerzo y la recompensa, es decir, nivelar nuestras actividades, dedicando no sólo tiempo a los compromisos sino también a la pareja, a la distracción y el placer.

Es importante tener en cuenta que la vida sexual de toda pareja es además un momento de intimidad que nos ayuda a eliminar tensiones, por lo que no debemos olvidar lo saludable que resulta.

Elementos para una plenitud sexual
Karen Uribarri, periodista, terapeuta sexual y autora del "Manual de Sexo a la Chilena" nos entrega algunos de los tips que aparecen en este libro lanzado en agosto pasado y que nos acerca a una sexualidad más relajada, natural y plena y que, en definitiva, nos ayuda a conocernos más a nosotras mismas.

* Dejar de preocuparse de "hacer" un buen personaje erótico, de seguir los patrones de "normalidad". Sólo así podremos relajarnos y conectarnos con nosotras mismas y crear un contacto físico y emocional al tener sexo.

* Te invito a ver la sexualidad desde un punto radicalmente distinto para crear y mantener el placer, el deseo y el goce, aún con el paso de los años de relación. Es decir, a tener inteligencia sexual, no a la habilidad de ser una mujer fuera de serie en la cama o de funcionar como cuando tenías veinte años.

* La inteligencia sexual se revela en la destreza para crear y mantener el deseo en una situación que difiere de ser perfecta o cómoda, como la capacidad para adaptar tu cuerpo cambiante, como la curiosidad y la apertura mental sobre lo que significa el placer, la intimidad y la satisfacción, y la habilidad para adaptarte cuando las cosas no son como esperabas.

* Cuando tienes inteligencia sexual tienes la libertad de relajarte y de disfrutar la sexualidad de formas que antes hubieses encontrado imposible.

* Desde hoy veamos a nuestro cuerpo como el vehículo para sintonizarse con la pareja; así vamos a aumentar la tolerancia del cuerpo para el placer y la intensidad.

* Dejemos de herirnos con críticas por nuestro cuerpo o desempeño y aceptemos nuestras heridas de guerra como la celulitis, las estrías, flacidez e incluso las cicatrices. La inteligencia sexual requiere de autoaceptación, confianza y autoconocimiento.

* En la medida que nos conectemos con nosotras mismas, podremos conectarnos con el otro y lograr así esa sintonía sexual que permite que una pareja se lleve increíble en la cama a los 20, a los 30 y también a los 70. Ese debe ser tu objetivo. ¡Suerte en ese camino!

Una sugerencia para que otra mujer aprenda a gozar de su sexualidad: incluye en tu lista de regalos para tu mejor amiga o tu hermana este "Manual de Sexo a la Chilena".

Dónde encontrar el "Manual de Sexo a la Chilena":

·Feria Chilena del Libro

·Librerías Qué Leo

·Librería Laberinto

·Tiendas Japi Jane

·Tiendas Secretos de Amor