Reconstrucción vaginal: placer y estética en la zona íntima

Aunque parezca algo muy extravagante, las cirugías vaginales ayudan a tener mayor confianza y placer durante las relaciones sexuales.

Por Karen Hernández

Cuando nos hablan de cirugías estéticas, lo primero en lo que pensamos es en "mejorar" nuestro rostro,  aumentar los senos o los glúteos, ¿pero intervenir la zona íntima? 

      DESCUBRE MÁS

 

Ninguna cirugía es fácil; algunas son para solucionar problemas o simplemente por pura vanidad y afán de embellecer el cuerpo, pero entrar al quirófano es cosa seria. 

Aunque suene extraño, desde hace unos años, las mujeres han estado recurriendo a la cirugía vaginal como forma de cambiar la vista de su zona íntima, solucionar problemas de incontinencia e incluso, mejorar el placer. Al igual que ocurre con las cirugías de nariz, senos o glúteos, existen diferentes tipos de intervenciones para la vagina, dependiendo de las necesidades de la mujer:

Labioplastía: se realiza una reducción en el tamaño de los labios menores de la vulva. Esta intervención se realiza porque ocasiona molestias al roce, inflamación o molestias para hacer ciertos ejercicios (como andar en bicicleta) o simple desagrado ante la apariencia de estos. Las únicas reomendaciones después de esta cirugía son 48 hs. de reposo y evitar tener relaciones sexuales por tres semanas.

Rejuvenecimiento vaginal o himenoplastía: recomendada para mujeres que han perdido elasticidad a causa de varios partos o  genética. Para llevar a cabo esta cirugía, se reconstuye parte de los del himen y se estrecha el canal vaginal. De acuerdo con especialistas en cirugía laparoscópica, las mujeres deben reposar 24 horas después de la cirugía y esperar de un mes y medio a dos para tener relaciones sexuales de nuevo.

Relleno de labios mayores. Esta intervención suele ser un complemento de la labioplastía y se la realizan aquellas mujeres cuyos labios vaginales son demasiado finos o pequeños, así como aquellas que por la edad o la pérdida de peso, tienen la piel de los labios, arrugada o flácida. De acuerdo con la clínica belga Wellness Kliniek, para esta intervención, se inyecta grasa corporal propia en los labios y se un requiere reposo de 24 hs y no vestir con ropa ajustada por lo menos durante siete días.

Reconstrucción del clítoris. Esta cirugía ayuda a las muejres a embellecer esta parte del órgano femenino, pero también va para aquellas que han sufrido ablación (extirpación) de clítoris. De acuerdo con expertos del Servicio de Cirugía de la Ablación del Instituto Universitario Dexeus, esta intervención dura 45 minutos y permíte que la mujer tenga un goce pleno de su sexualidad. Aquellas mujeres con clítoris prominente también suelen realizarse esta operación, ya que el tamaño de su clítoris les provoca  molestias durante el coito o con incluso con el roce de la ropa.

Implante del vello púbico. Aunque muchas mujeres prefierenn deshacerse del vello, existen intervenciones en los que se realizar injertos de bulbos piloso que incluso ayudan a rejuvenecer la zona.

 

via GIPHY

 

Síguenos en Facebook

Síguenos en Instagram

Síguenos en Twitter