Este anticonceptivo para hombres promete ser la liberación de las mujeres

Por años las mujeres hemos sido las encargadas de elegir un método para no embarazos, llegó el momento de que las cosas cambien.

Por Andrea Sánchez

Cuando de métodos anticonceptivos hablamos, sabemos que la mayoría de la veces la responsabilidad recae sobre las mujeres. Sí, el condón es utilizado por los hombres para prevenir enfermedades de transmisión sexual y posibles embarazos, pero cuando tu pareja es estable, y no quieren tener hijos, la única salida parecen ser las pastillas anticonceptivas o métodos más agresivos como el DIU. No es que los hombres no quieran, pero luego del condón, la única salida para ellos es la vasectomía, operación definitiva con la que la posibilidades de concebir se cierran por completo.

La ciencia ha dado un gran paso que podría liberarnos de las pastillas que en muchos casos nos alteran o de otros métodos que son igual de incómodos y cuyos efectos odiamos. De acuerdo con lo publicado por al revista Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism de la Sociedad de Endocrinología, los hombres tendrán acceso a un método que prevenga el embarazo en su pareja.

DESCUBRE MÁS:

 

Este método se trata de una inyección que se encarga de 'apagar', de manera temporal, el sistema reproductor masculino de manera reversible. Aunque aún están estudiando los efectos secundarios como los trastornos del estado de ánimo, la efectividad es equiparable con la de las pastillas anticonceptivas.

El estudio se basó se probó en 320 hombres sanos entre los 18 y los 45 años que dijeron tener relaciones monógamas con parejas de entre los 18 y 45 años. Los participantes se cometieron pruebas que aseguraron un recuento normal de espermas.

Luego de pasar la prueba, recibieron inyecciones de hormonas durante 26 semanas, de esta forma se logró suprimir los recuentos de esperma de los participantes. Para probar la efectividad se pidió que sus parejas utilizar métodos no hormonales para el control de la natalidad.

Finalmente, llegaron a la conclusión de que: "Aunque las inyecciones fueron eficaces en la reducción de la tasa de embarazo, la combinación de hormonas necesita ser estudiada más para considerar un buen equilibrio entre la eficacia y la seguridad". Sin duda, la continua investigación sobre este tema abrirá una nueva brecha.