Cómo retomar tu vida sexual después de una mastectomía

Nuestra sexóloga, Alessia Di Bari, nos comparte algunas recomendaciones que podrían ayudarte en el proceso

Por Alessia Di Bari

Sexóloga 

Para muchas mujeres, retomar la vida sexual después de una mastectomía (extirpación total de la mama) es un proceso delicado.

Para la gran mayoría de las mujeres que se han sometido a un tratamiento activo (quimioterapia, radioterapia, etc), una pregunta recurrente antes de iniciar el tratamiento es: “¿Qué va a pasar con mi vida sexual?” y todos los por menores que esto conlleva. Según la investigadora Deborah Watkins Bruner: “Si usted tiene un buen concepto corporal antes del tratamiento y una buena relación sexual, es el mejor indicador de un buen resultado”.

DESCUBRE MÁS

 

Sin importar si somos solteras o tenemos pareja, la sexualidad es un tema que nos preocupa a todas. Si además, le sumamos un diagnóstico de cáncer, manejar nuestra vida sexual se puede volverse complicado.

– Con la quimioterapia, puede haber resequedad vaginal. Nada que un buen lubricante, no nos pueda ayudar a superar.

– Después de la cirugía, la mayor parte de las mujeres, tienen cierto nivel de sensibilidad emocional y físico hacia –cualquier persona que vea o toque- el área de los pechos.

–  El proceso de reajuste, para la mayoría de las mujeres, después de una mastectomía, dura aproximadamente un año.

– No necesitas obligarte a ‘amar tus cicatrices’. Puedes estar en paz y sentirte bien contigo misma y –no forzosamente- estar a gusto con tus cicatrices.

– Las mujeres que sí se reconstruyen la mama –en general- retoman más rápido su vida sexual.

– Es común malinterpretar las señales de tu pareja. A veces, después de un proceso así, tu pareja evita tocarte; lo lógico es que creas que es por tu cicatriz, pero la gran mayoría de las veces es porque tiene miedo de lastimarte.

Si la sexualidad en pareja, está siendo un tema importante en tu vida, date permiso de tomarte tu tiempo y de buscar ayuda. Acabas de pasar por algo doloroso y que ha impactado tu vida (la de tu pareja, tus amigos, tu familia) de múltiples y variadas maneras. Se vale buscar ayuda profesional para manejar tus sensaciones y darle un giro a tu experiencia.

De cualquier manera, te dejo 3 pasos que te pueden apoyar a retomar tu vida sexual, después de una experiencia como esta:

Deja que tu pareja –durante 10 minutos- toque la parte posterior de tu cuerpo. Toda vez que pasen los primeros 10 minutos, gírate y deja que ahora lo haga por delante –evitando genitales (pechos y vulva)-. Recuerda que todo el tiempo tu estás en control y nada que tu no quieras, va a pasar.

Invita a tu pareja al juego. Ahora pueden acariciarse mutuamente, siempre respetando la regla de no genitales. Cuando sea suficiente para ti, para. Habrá otros días para continuar.

Cada que repitan el paso 1 y 2, ve probando cómo te sientes si tu tocas y/o dejas que toque tus genitales. A tu ritmo, paso a pasito, ve subiendo la interacción genital hasta que esté bien para ti que toque tus pechos y tu vulva.