La himenoplastia, una cirugía que va más allá de las creencias culturales machistas

La himenoplastia, un procedimiento que restaura el himen, está creciendo en popularidad.

Por Gabriela Vaca Jaramillo

La himenoplastia es un procedimiento quirúrgico que consiste en la reparación o reconstrucción del himen, un tejido que a lo largo de las generaciones ha sido la muestra de la virginidad de una mujer.

Este proceso ha ido aumentando, ya sea por pensamientos que se apegan a una cultura en la que el futuro de muchas mujeres dependen de tener un himen intacto que puede sangrar en su noche de bodas e incluso es mostrado para la inspección visual de las mujeres mayores en sus comunidades. pero también hay mujeres que lo hacen por placer.

Para la sexóloga, July Ruiz, esta membrana cumple estrictamente con condiciones biológicas como es la prevención del ingreso de bacterias en la vagina de la mujer. "Algunas mujeres ni siquiera nacen con un himen, todo depende del organismo. Cuando somos adolescentes esta membrana está muy fuerte por el nivel de defensas que experimentamos en dicha edad pero luego se va haciendo débil y es fácil de romperse", acota.

        DESCUBRE MÁS:

 

Por ejemplo, en los EE.UU. las mujeres pueden llegar a pagar entre $2.000 y $5.000 por una himenoplastia. Procedimientos más baratos están disponibles en otros países, pero las mujeres cuyo futuro depende de este procedimiento siempre deben tener en cuenta de la buena reputación clínica de cirugía estética que tiende a manejar precios más altos.

Según Ruiz, hay fetiches sexuales que también impulsan a las mujeres a volver a tener un himen sano. "Ellas piensan en darle un gusto a su pareja de volverla a sentir virgen así como  también sentir placer por el hombre que aman para que sea él quien 'la haga sentir mujer' otra vez", explica.

Existen varios tipos de cirugía de reparación del himen o himenoplastia. Es importante tener en cuenta que los médicos y las clínicas pueden desarrollar procedimientos únicos para ellos, e incluso los procedimientos que más o menos entran en la misma categoría pueden variar significativamente. En términos generales, hay tres tipos diferentes de himenoplastia:

Algo que se puede realizar si los restos aún están presentes. Algunos cirujanos sólo realizan este procedimiento poco después de que el himen se ha roto, facilitando la reparación que no puede ser visto por aquellos que puedan examinar el himen.

Realizada poco antes de que la mujer "necesita" el nuevo himen, puede ser solamente cosmética o completamente funcional. Himen cosméticos no naturales sangran, pero la sangre artificial se pueden incluir dentro de su tejido para crear la ilusión de sangrado.

El himen totalmente funcional se puede crear en algún lugar entre los 10 y siete días antes de la boda. Estos sangrarán.

Es un procedimiento más invasivo que crea un nuevo, artificial, himen de la mucosa vaginal. Se tarda unos 45 minutos, seguido de unos meses de curación. Esto debe realizarse con la mayor antelación de la noche de la boda como sea posible, y que le dará resultados completamente naturales de aspecto.

Las mujeres que deciden seguir adelante con la cirugía de reparación del himen deben pedir a los cirujanos plásticos (y se recomienda hablar con varios antes de tomar su decisión final) sobre los diferentes tipos de procesos que son capaces de realizar, y solicitar, antes y después de las imágenes de la himenoplastia, que ellos tienen en su cartera.

Es especialmente importante hacer preguntas a su cirujano plástico sobre las suturas, ya que ninguna mujer que elige himenoplastia estaría cómoda con la posibilidad de que las suturas se pueden sentir o ver.

Mira lo que nos dice nuestra sexóloga