5 lecciones de vida que aprendimos de Amélie, la película

Una de nuestra película preferidas tiene cosas muy valiosas que enseñarnos.

Por Andrea Sánchez

Amélie es una de las películas que muchas de nosotras disfrutamos y tiene lecciones que darnos. Sí, el cine es una fuente de inspiración en la que nos vemos reflejadas. Améie, en lo personal, es una película que me hace sentir que alrededor del mundo hay mujeres que tienen las mismas inquietudes y problemas en el amor que yo. Lo sé, soy muy cursi. Aquí algunas de las lecciones de vida que aprendimos de esta hermosa película francesa.

¿Recuerdas cuando Amélie es niña y construye su propio mundo? Cuando imagina cosas y ve formas en las nubes. A pesar de todo lo que le ha tocado vivir, cuando se enamora de Nino la magia sigue ahí. Amélie tiene magia y la comparte con las personas que la rodean. 

Imagen foto_00000016

Amélie hace todo para conquistar a Nino. En palabras de Hipóito "La vida no es más que un interminable ensayo, de una obra que jamás se va a estrenar". Así lo entendió Amélie quien luchó por el amor de Nino, convirtiéndose en un personaje de película para ganar el corazón de su amado. 

Imagen foto_00000017

Muchos vivimos enganchados al pasado, a los momentos buenos y malos que han transformado nuestra vida. La vecina de Amélie vive atada al pasado, llorando la muerte de su esposo. Reconciliarnos con el pasado es la mejor forma de avanzar.

Imagen foto_00000018

Quizá esta es una de las máximas de la película, la muerte de la madre de Amélie o la muerte de Lady Di. La muerte es inevitable, llega cuando menos te la esperas y por eso es muy importante que disfrutes al vida y a las personas que te rodean, nunca sabes cuándo será la última vez que las veas.

Imagen foto_00000019

"El hombre de vidrio" es uno de nuestros personajes preferidos, es él quien le pide a Amelie que se arriesgue, sino lo hace su corazón se quedará seco y frágil y nadie, absolutamente nadie, merece vivir sin un amor de verdad. A veces debemos romper nuestro caparazón, avanzar y arriesgarnos. 

Imagen foto_00000020

DESCUBRE MÁS: