10 metas de vida que debes cumplir antes de los 40 años

No importa si tienes 20, 30 o más, hay metas que no debes dejar escapar de tus manos

Por Edith Gómez

Muchos documentos y artículos se han escrito acerca de los propósitos de la vida. Para algunas personas su trabajo tiene un límite, sobre todo cuando su objetivo a lo largo de su existencia se centra en compartirla con otra persona.

Uno de los hechos más significativos es la maternidad. La gente cree que la mayoría de mujeres quieren ser madres y de que es como una finalidad en la vida. La realidad es que cada vez son más las que deciden no serlo, a pesar de que tengan que aguantar comentarios como "eso es lo que dices ahora, en un futuro cambiarás de opinión".

DESCUBRE MÁS

 

Incluso si hacemos planes de futuro, debemos tener en cuenta qué más cosas queremos hacer que no sean esta – tanto si la incluimos como si no, nuestra vida va más allá antes de los 40 años.

En un futuro y antes de llegar a mis 40 años, deseo poder vivir en un lugar que me apasione, que me cambie la forma de ver el mundo y que sea mío, de mi propiedad y de nadie más. Un lugar donde dar rienda suelta a mi imaginación, donde poder pintar las paredes y elegir la decoración de los muebles según se me antoje.

Cuando cumpla los 40 años quiero seguir disfrutando de mi vida, siendo una mujer libre, sin creencias falsas o tabúes que me limiten a la hora de experimentar el placer.

Intentar no buscar un compromiso o una relación seria desde un comienzo. Debo aprender a echar el freno, relajarme y dejar que el mundo fluya. La soltería también es un estado encantador de vida.

Deseo dejar de preocuparme por los demás y por lo que digan de mí, antes de cumplir los 40 años. No importará nada de lo que mencionen. Además, me gustaría comenzar a ser lo suficientemente inteligente como para no exponer fácilmente mis sentimientos ante cualquier. Elegiré de forma cuidadosa y me empoderaré como mujer.

No quiero pasarme toda mi vida trabajando en una oficina más de 20 horas al día para otra persona. Quiero emprender, tener mi propio negocio o proyecto, aunque sea algo pequeño. Además, quiero ser feliz con ello.

Antes de cumplir los 40 años me gustaría tener una mascota, un perro o un gato. Algunas mujeres preferirán animales más exóticos o poco habituales, o incluso más pequeños, como los hámsteres o los pájaros. Pero lo cierto es que yo prefiero los animales comunes. Incluso barajo la idea de ayudar a alguna protectora de animales.

Antes de cumplir los 40 años me gustaría poder ser libre, sin tener que dar justificaciones de nada, ni acatar obligaciones u órdenes de otras personas. Esta meta la deseo cumplir por mi propio bienestar psicológico y emocional.

Quiero poder ser emprendedora y cuidar de mi misma. Quiero que mi carrera profesional avance e implicarme en ella, deseo ser feliz con lo que yo misma pueda crear.

Quiero ser un ejemplo a seguir por todas las chicas jóvenes, sobre todo cuando cumpla mis 40 años. Quiero ayudarlas a sentirse decididas, seguras, sin presiones por la sociedad ni obligaciones.

Deseo enseñarles a todas las mujeres de mi familia: sobrinas, hijas, primas e incluso a mis amigas, que la felicidad solo depende de una misma y que todas debemos luchar por ella y aceptarla, para ser completamente felices.

No permitiré que ninguna persona sea capaz de cuestionar cómo me visto, cómo pienso o quién soy en realidad, ni con 40 años. Intentaré ser siempre la misma persona que soy ahora, aunque con más cultura e información. Ningún medio de comunicación dictará mis pensamientos ni me influirá con sus estereotipos.

Quiero seguir siendo igual de feliz que soy ahora. Aunque esto lo quiero con 20 años, con 30 y con 40, a todas las edades de mi vida. Quiero ser capaz de cumplir los propósitos y objetivos que me marque en la vida. Incluso los sueños, ideas y razones que me mueven a día de hoy a vivir.

A los 40 años y en cualquier momento, mi objetivo central es y siempre será ser feliz conmigo misma. Con mi cuerpo, con mis ideas, con mis pensamientos. Tener hijos, en la actualidad, no es una de mis prioridades, así que me siento muy tranquila.

*Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.