10 cosas que debes tomar en cuenta antes de tener un amigo con derechos

Te damos las claves para que aprendas cómo manejar una relación de sexo casual con un "amigo con beneficios".

Por Viridiana Mirón

Tener un amigo con derechos puede ser la mejor forma de satisfacer tus deseos sexuales cuando estás soltera y necesitas un poco de “acción” en tu vida, pero antes de embarcarte en esta aventura es importante que tomes en cuenta que este tipo de relación no es tan fácil como en las películas.

       DESCUBRE MÁS:

 

Aunque en teoría tener un amigo con quien acostarse suena bien, en la práctica no es tan fácil como parece y no funciona para todo el mundo, así que si estás considerando tener un fuck buddy, te sugerimos primero leer esto:

 

La mejor forma de hacer triunfar una relación de este tipo es no creando ningún tipo de apego sentimental hacia esa persona, de lo contrario saldrás herida. Si el chico con quien estás haciendo este “trato” es tu crush secreto, te decimos de una vez por todas que te olvides de esta idea. Tampoco lo hagas por hacer feliz a otra persona o por demostrarte cosas. Involucrarte en una dinámica como estas te debe hacer sentir feliz y plena.

 

Como decíamos antes, no te conviertas en la amiga con derechos de alguien de quien estás enamorada, pues si vas con la ilusión de que tu historia será diferente y al final él se terminará enamorando con en las películas, puede que termines triste y muy desilusionada.

 Imagen foto_00000003

Hay límites para estas amistades con derechos y tu mejor amigo está fuera de ellos. En ocasiones, el sexo puede complicar las cosas y hacer que esa increíble amistad que tienen termine mal.

 

En una amistad con derechos no pueden existir los celos, pues no existen compromisos ni exclusividades.  Si tu nuevo “amigo” sale con otras personas no lo tomes personal ni te molestes. 

Imagen foto_00000006

 

El uso del condón es algo que se recomienda en todo momento, incluso a las parejas monógamas. En una “amistad" con derechos es muy importante que siempre practiquen sexo seguro, sobre todo si ambos o alguno de los dos está teniendo sexo con más personas.

 

No todas las amistades con derechos son iguales y cada una se desarrolla de manera diferente, pero es importante que antes de involucrarte en una relación como estas hablen y aclaren ciertas cosas, como por ejemplo: que nadie pasará la noche en la casa del otro, jamás serán vistos en público, cada cuánto se van a ver, si le van o no a decir algo a otras personas, etc.  Podrán parecer temas muy triviales, pero si no los hablan desde un principio, en el futuro podría haber problemas.

 

Imagen foto_00000002

 

Una cosa es establecer las bases del juego y otra es llevarlas a cabo. Si crees que no puedes seguir con las reglas, mejor no entres a la cancha, pues las cosas podrían complicarse.

 

Ten muy claro que esta “amistad” tiene como objetivo principal tener sexo, así que eviten enviarse mensajes todo el día, quedarse acurrucados después de tener sexo o salir a cenar juntos. Este tipo de actitudes podría acercarlos y con la cercanía alguno de los dos podría desarrollar sentimientos más profundos por el otro y si la otra persona no está en la misma sintonía, alguien podría salir herido.

 

Imagen foto_00000004

 

En teoría, tener un “amigo con derechos” es la mejor idea, pero en la práctica puede ser complicado, sobretodo porque alguno de los dos podría terminar enamorándose. Si crees que estás empezando a sentir algo más por tu “amigo” es momento de que le digas abiertamente lo que sientes y termines esta relación. Lo mismo debería pasar si él es la víctima de Cupido.

 

Recuerda que estás en una relación casual, así que relájate y disfruta al máximo. Date la oportunidad de conocer a otras personas. Como ya dijimos antes, tener un amigo con beneficios es la mejor manera de satisfacer tus deseos sexuales de manera segura sin el compromiso a involucrarte en una relación seria, así que tómalo como lo que es y vive esta etapa de tu vida al máximo.

Imagen foto_00000005