6 cosas que nunca debes hacer antes de tener sexo

Estás a punto de tener una noche de pasión de tu pareja y estas son las cosas que podrían arruinar el momento tan especial.

Por mucha experiencia que tengas en el campo sexual, nunca está demás poner atención a ciertas conductas que podrían arruinarte la noche, e incluso, la vida. El sexo es diversión, y por eso, es importante no convertirlo en algo que más tarde tendrás que lamentar.

Tanto por cuidar tu salud y por procurar que pases un buen rato en la cama, esta lista con seis conductas que debes evitar antes de tener una relación sexual te será de mucha utilidad.

1. Comer comidas picantes El ají o chile pueden afectar el olor y el sabor vaginal. Y no solo eso, también afectan tu sistema intestinal causando gases que pueden ser un completo desastre en medio de una sesión amorosa. Además, los residuos de estos frutos en tus manos son un arma mortal al entrar en contacto con una zona sensible, como los genitales. El ardor es simplemente insoportable.

2. Beber demasiado alcohol Aunque una copa puede motivarte y echar a andar tu deseo sexual, mayores cantidad de alcohol en tu sangre resultarán jugando en tu contra. Algunos estudios han revelado que el 11% de los bebedores ha tenido problemas para llegar al orgasmo. Como depresor, el alcohol puede disminuir el efecto de éxtasis o simplemente impedirlo.

3. Tomar antihistamínicos Estos medicamentos son muy comunes en los tratamientos de las alergias, pero a la vez pueden dificultarte bastante el sexo. Dado que su función es secar tu mucosa para aliviar la congestión nasal, también pueden secar tu vagina por más excitada que pudieses estar.

DESCUBRE MÁS:

La fuerza con que giran las cerdas del cepillo de dientes en tu boca suele provocar pequeñas heridas, invisibles. Esto hace que te vuelvas más vulnerable a contraer enfermedades de transmisión sexual.

Tanto hombres como mujeres pueden arriesgarse con esto. Luego del afeitado, se recomienda dejar un día para sanar tu piel, ya que queda extremadamente sensible tras el rasurado. Se hacen pequeñas heridas y sarpullidos que te dejan más expuesto a contraer infecciones como herpes.

Aunque suena sexy, no es tan recomendable hacerlo. Cualquier comida con azúcar puede causar una infección de cándida. Así que cuidado.