Programa le da nueva oportunidad de inserción laboral a las reclusas de Chile

El Programa, denominado Belleza por un Futuro, fue desarrollado por expertos de L'Oréal Chile y Gendarmería, tiene como objetivo formar en el oficio de la belleza a mujeres privadas de libertad con el fin de que puedan desarrollar en libertad su propio plan de negocios en torno al oficio de la peluquería, manicure, maquillaje y conocimientos de la piel, sin desvincularlas de sus hogares y su entorno familiar.

En el marco del compromiso de sustentabilidad de L'Oreál denominado mundialmente "Compartiendo la Belleza con Todos", y en conjunto con el CET, Centro de Estudio y Trabajo de Gendarmería de Chile, se llevó a cabo la graduación del primer curso de "Especialista en Belleza" realizado con 10 reclusas del Centro Penitenciario Femenino de San Joaquín, programa que a nivel mundial, busca habilitar a más de 100.000 personas de comunidades desprotegidas -el equivalente al tamaño de la fuerza de trabajo global de la empresa de cosmética- para que tengan acceso a un empleo.

El programa, realizado por especialistas de alto nivel en cada una de las categorías, comprendió 170 horas de capacitación intramuros, la entrega de herramientas y productos de belleza en cada área y un curso previo de desarrollo personal dictado por la corporación Abriendo Puertas.

El objetivo del Programa Belleza por un Futuro, es formar en el oficio de la belleza a mujeres privadas de libertad con el fin de que puedan desarrollar en libertad su propio plan de negocios en torno al oficio de la peluquería, manicure, maquillaje y conocimientos de la piel, sin desvincularlas de sus hogares y su entorno familiar.

El proyecto también permite a las reclusas, que no han cumplido su condena, trabajar remuneradamente bajo la supervisión del CET, en el oficio de la Belleza al interior del Centro Penitenciario.

A juicio de Verónica Lewin Directora Sustentabilidad de L'Oréal Chile, "A nivel mundial el programa abarca poblaciones vulnerables y con difícil acceso a empleabilidad. En Chile nos pusimos una meta muy ambiciosa y elegimos un grupo de mujeres que creemos que son las que tienen menores oportunidades, por su historia de vida y por la discriminación que sufren una vez que logran su libertad. Sabíamos que no iba a ser un trabajo fácil, pero tenemos la convicción que después de este primer grupo de graduadas y con nuestras futuras "Especialistas en Belleza" estaremos ayudando a construir una sociedad más justa".