Wellness

Obsesión por la delgadez: cómo inicia y cómo se trata

Una de las causas para que las personas se obsesionen con la delgadez es la baja autoestima

Imagen. AP

Por. Mina Shterenberg

Los estándares de belleza cambian de acuerdo a las diferentes culturas y tiempos. En la actualidad, parece que los medios de comunicación se han empeñado en hacernos creer que el ser sumamente delgada o delgado es lo que se considera atractivo, saludable y de moda. A la par, es común encontrar tallas muy pequeñas en las tiendas, haciendo que las personas se sientan gordas por tener que comprar tallas muy grandes. Esto es una gran influencia para que las personas cada día más se obsesionen con estar delgadas.

Es importante decir que lo primordial es estar sanos, y no necesariamente el ser sumamente delgados es sinónimo de salud, sino, al contrario, las personas sumamente delgadas pueden llegar a estar enfermas.

MÁS: Dismorfia corporal: qué es, síntomas y cómo se trata

Hay miles  de personas que sufren haciendo dietas o ejercicio y que no logran estar como ciertos famosos o modelos. Cuando una persona se obsesiona por algo le cuesta trabajo poder pensar en otras cosas o incluso en disfrutar de diferentes actividades. 

Una de las causas para que las personas se obsesionen con la delgadez es la baja autoestima, el no aceptarse como son y creer que siendo más delgadas van a ser más felices o más aceptadas. Sin embargo cuando se dan cuenta que eso no es cierto, existe una mayor frustración y desesperación, lo cual termina afectando más a su autoestima.

Existen muchos riesgos cuando uno cae en una obsesión de este tipo, desde dejar de comer cosas que disfrutaba, dejar de salir por hacer ejercicio, estar de mal humor constantemente y, el más grande riesgo, es el llegar a tener un trastorno alimenticio, ya sea anorexia o bulimia.

Algunos tips que pueden ayudarte si crees que estás muy obsesionada por estar delgado/a son los siguientes:

Acude a un nutriólogo para que pueda hacerte una dieta balanceada de acuerdo a tus requerimientos personales. Cada cuerpo es diferente y necesita un plan alimentario personalizado.

– En caso de ser necesario, también puedes acudir a un médico endocrinólogo para que vea si la razón por la cual no bajas de peso tiene que ver con alguna enfermedad.

– Ponte metas realistas, que puedas lograr y que no te impliquen el renunciar a todas las cosas que disfrutas en la vida.

– Acude a una terapia psicológica para que puedas entender por qué tienes esa obsesión y por qué no puedes sentirte a gusto con tu cuerpo.

– Aprende a aceptar y cuidar a tu cuerpo ya que éste te va a acompañar por el resto de tu vida.

*Mina Shterenberg es psicóloga e integrante de la Clínica de Asistencia de la Sociedad Psicoanalítica de México (SPM).

DESCUBRE MÁS:

Tags

Lo Último


Te recomendamos