Wellness

Ese error que te sigue haciendo caer en los brazos equivocados

A veces insistimos en estar con una persona, porque sabemos que lo que sentimos por él o ella es auténtico y tiene potencial. Pero hay más cosas en juego.

Se supone que la experiencia te ayuda a crecer, a aprender de tus errores, a reaccionar distinto en el futuro ante esa misma situación que tanto te hizo sufrir.

También se supone que las relaciones de pareja nos dejan enseñanzas y cada vez que terminamos con alguien, solemos hacer una especie de scanner, evaluando cada cosa que hicimos o que el otro hizo que pudo haber gatillado ese quiebre.

El amor puede ser arbitrario. Hay muchas cosas que no podemos controlar, que nos toman desprevenidas simplemente, porque el amor lo compartimos con otra persona y esa misma persona, tiene su propia visión de la vida y de las cosas que suceden.

Aunque nos cueste reconocerlo —porque reconocer los errores siempre implica dejar a un lado el orgullo— sabemos que seguimos repitiendo patrones. Sabemos que hay algo que nos hace caer nuevamente en los brazos de una persona que no nos hace bien.

Pueden ser varias, pero hay una cosa que siempre nos va a traicionar: querer, desesperadamente, reparar o ayudar al otro a cerrar sus heridas, a que cumpla con sus responsabilidades o, en otras palabras, a que se haga cargo de su vida.

Sabes que si lo hace, la relación sería perfecta, sin embargo, tú no puedes reparar la vida del otro sin que él o ella quiera hacerlo primero. No puedes ejercer el control sobre la vida de otro, incluso si es para ayudarlo.

A veces insistimos en estar con una persona, porque sabemos que lo que sentimos por él o ella es auténtico y tiene potencial, pero hay momentos en la vida en que la otra persona sencillamente necesita dedicarse a sí misma.

No te dejará porque quiere, sino que porque no sabe cómo tomar las riendas de su propia vida y no quiere decepcionarte intentándolo sin lograrlo.

Obviamente, si la persona que amas te pide ayuda, estarás feliz de apoyarlo o apoyarla. ¿Qué pasa cuando eres tú la que le haces notar que necesita hacerse cargo? Lo más probable es que se vaya, porque lo suyo es la evitación, es por eso que lleva tanto tiempo luchando contra cosas que no puede resolver.

Tags

Lo Último


Te recomendamos